Saltar al contenido

Que es un episodio de ansiedad

mayo 15, 2022
Que es un episodio de ansiedad

Significado de un episodio de ansiedad

La ansiedad ocasional es una parte normal de la vida. Muchas personas se preocupan por cosas como la salud, el dinero o los problemas familiares. Pero los trastornos de ansiedad implican algo más que una preocupación o un miedo temporal. Para las personas que padecen un trastorno de ansiedad, la ansiedad no desaparece y puede empeorar con el tiempo. Los síntomas pueden interferir en las actividades diarias, como el rendimiento laboral, las tareas escolares y las relaciones.

El trastorno de ansiedad generalizada (TAG) suele implicar una sensación persistente de ansiedad o temor, que puede interferir en la vida diaria. No es lo mismo que preocuparse ocasionalmente por cosas o experimentar ansiedad debido a acontecimientos vitales estresantes. Las personas que padecen un trastorno de ansiedad generalizada experimentan una ansiedad frecuente durante meses, si no años.

Las personas con trastorno de pánico tienen ataques de pánico frecuentes e inesperados. Los ataques de pánico son periodos repentinos de miedo intenso, malestar o sensación de pérdida de control, incluso cuando no hay un peligro o desencadenante claro. No todas las personas que experimentan un ataque de pánico desarrollan un trastorno de pánico.

Las personas con trastorno de pánico a menudo se preocupan por el momento en que se producirá el próximo ataque e intentan activamente prevenir futuros ataques evitando lugares, situaciones o comportamientos que asocian con los ataques de pánico. Los ataques de pánico pueden ocurrir tan frecuentemente como varias veces al día o tan raramente como unas pocas veces al año.

  Diferencia entre ansiedad social y timidez

Episodio de ansiedad vs ataque de ansiedad

Los individuos con trastorno de pánico sufren regularmente episodios intensos de ansiedad, conocidos como ataques de pánico (véase más abajo). Se preocupan mucho por tener más ataques, o por lo que los ataques implican o podrían causar, o han hecho cambios en sus comportamientos a causa de los ataques.

Los ataques de pánico comienzan de forma repentina y suelen alcanzar su punto álgido rápidamente, a los 10 minutos o menos de comenzar. Pueden producirse múltiples ataques de diferentes intensidades a lo largo de varias horas, lo que puede dar la sensación de que un ataque de pánico se va sucediendo al siguiente, como si fueran olas. Al principio, los ataques de pánico parecen surgir “de la nada”, pero con el tiempo la persona puede llegar a esperarlos en determinadas situaciones. Si una persona empieza a evitar estas situaciones por miedo a un ataque de pánico, también puede tener agorafobia (véase más adelante).

Algunas personas sufren ataques de pánico a diario o semanalmente. Los síntomas externos de un ataque de pánico suelen provocar dificultades sociales, como vergüenza, estigmatización o aislamiento social. Sin embargo, las personas que han sufrido estos ataques durante mucho tiempo suelen ser capaces de contener los signos externos incluso de ataques de pánico muy intensos. A veces, las personas sufren ataques más leves con sólo 3 o menos de los síntomas mencionados, que se conocen como ataques de síntomas limitados (véase más adelante).

Trastorno de ansiedad generalizada

Los artículos de Verywell Health son revisados por médicos certificados y profesionales de la salud. Estos revisores médicos confirman que el contenido es exhaustivo y preciso, y que refleja las últimas investigaciones basadas en la evidencia. El contenido se revisa antes de su publicación y en caso de actualizaciones sustanciales. Más información.

  Me pueden dar incapacidad por ansiedad

Un ataque de ansiedad es un episodio de preocupación, malestar o miedo extremo y excesivo acompañado de una serie de síntomas físicos. Los síntomas de un ataque de ansiedad incluyen dificultad para respirar, palpitaciones, pensamientos incontrolables, sensación de pánico, etc.

Si alguna vez ha sufrido un ataque de ansiedad, sabe lo aterrador que puede ser. Es aterrador sentirse incapaz de controlar su propio cuerpo y su mente. Por eso es importante buscar tratamiento para los ataques de ansiedad, especialmente si interfieren en su vida diaria.

Una crisis de ansiedad puede durar desde unos segundos hasta 15 minutos o más. Algunas personas pueden reconocer los desencadenantes de sus ataques de ansiedad, mientras que para otras un ataque de ansiedad puede surgir aparentemente de la nada.

Prueba de ansiedad

Tradicionalmente, la evaluación clínica se ha centrado en los síntomas, los déficits y los trastornos. Sin embargo, ha habido algunos intentos de incorporar los factores positivos de los individuos en la evaluación y el tratamiento de los trastornos mentales (por ejemplo, Gelso y Woodhouse, 2003; Seligman y Peterson, 2003; Duckworth et al., 2005; Rashid y Ostermann, 2009; Scheel et al., 2013). El presente estudio explora cómo los individuos con trastorno de ansiedad generalizada (TAG) reaccionan a la preocupación y a los episodios positivos (es decir, episodios en los que tuvieron experiencias positivas) en su vida diaria y cómo estos episodios se impactan mutuamente dentro de la persona.

El modelo de evitación del contraste del TAG (CAM; Newman y Llera, 2011; Llera y Newman, 2014) sugiere que la preocupación sirve para limitar la reactividad a los cambios bruscos en los estados emocionales, como el cambio de una emoción neutra o positiva a una emoción negativa. Específicamente, la CAM postula que el principal síntoma del TAG, es decir, la preocupación, tiene la función de evitar los contrastes negativos (es decir, los cambios de emociones positivas a negativas) y de aumentar la probabilidad de los contrastes positivos (es decir, los cambios de emociones negativas a positivas) para mantener constantes los niveles de afecto negativo. Por lo tanto, la preocupación se utiliza para aumentar y mantener la ansiedad, sobre todo después de un estado positivo (generado por una experiencia o evento positivo) que es vulnerable a los cambios. Para las personas con TAG, las emociones positivas o la ansiedad baja en un episodio positivo se experimentan como vulnerables a cambios emocionales posteriores. La preocupación reduce esta vulnerabilidad al crear sentimientos de ansiedad, disminuyendo o deteniendo el arrastre emocional positivo de los eventos positivos anteriores.

  Que hacer para aliviar la ansiedad
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad