Saltar al contenido

Que te duele cuando tienes ansiedad

mayo 12, 2022
Que te duele cuando tienes ansiedad

Ataque de ansiedad

Con tantos factores que contribuyen a la aparición del dolor crónico, hay algunos que muchos no se dan cuenta de que son la causa. Se ha descubierto que la ansiedad es un factor común en la causa de los problemas de dolor crónico, y lo peor de todo es que el dolor crónico también puede causar ansiedad. Este ciclo malo de preocupación y dolor puede hacer que su vida parezca insoportable, y es importante entender cómo se correlacionan estos dos problemas.

Si está lidiando con el dolor crónico, no es ningún secreto que el estrés viene con él. Ya sea que esté estresado por no sentir nunca alivio, o porque los que le rodean no entienden su dolor, tener estrés es una pista común hacia la ansiedad. Intenta eliminar tu estrés diario para evitar que la ansiedad se apodere de ti.

Para los que ya tienen ansiedad, ésta puede empeorar aún más los síntomas del dolor crónico. Se sabe que la ansiedad hace que las personas que la padecen sean hipersensibles al dolor, lo que hace que se centren aún más en el dolor. Esta combinación sólo conduce a más problemas, ya que centrarse en el dolor sólo lo hace sentir peor.

Síntomas de ansiedad

El dolor torácico es una experiencia aterradora que envía a muchas personas a urgencias. Casi la mitad de ellas descubren que no tienen un problema cardíaco. De ellos, entre el 30 y el 40% descubren que la culpa la tiene la ansiedad.

En resumen, la ansiedad y el dolor de pecho comparten una estrecha relación, pero eso no significa que se pueda asumir que la ansiedad es la culpable. No puede arriesgarse a retrasar la atención médica cuando existe la posibilidad de que tenga una afección cardíaca o esté sufriendo un infarto.

Si sospechas que estás teniendo un ataque al corazón, llama al 911. De lo contrario, Laura Fernandes, MD, FACC, en Woodlands Heart and Vascular Institute puede realizar diagnósticos en el consultorio para determinar rápidamente si tiene una enfermedad cardiovascular.

La ansiedad es la reacción natural de su cuerpo ante una amenaza, ya sea inmediata o futura. Cada vez que usted se siente ansioso, su cerebro envía automáticamente hormonas que activan la respuesta de lucha o huida.

Tanto si está atascado en el tráfico, como si está preocupado por una entrevista de trabajo o se enfrenta a una situación amenazante, la reacción natural de su cerebro energiza su cuerpo para que pueda hacer frente a la amenaza o reaccionar rápidamente y escapar de la situación.

Síntomas musculares de ansiedad

Si usted es uno de los 40 millones de estadounidenses que padecen un trastorno de ansiedad, es probable que haya experimentado no sólo síntomas mentales y emocionales, sino también físicos, especialmente si ha sufrido un ataque de pánico o de ansiedad. Los síntomas físicos de la ansiedad pueden ser dolorosos, molestos y, a veces, incluso aterradores.

Dado que el pecho alberga órganos importantes como los pulmones y el corazón, es comprensible que la sensación de malestar en esta zona pueda asustarle. Por desgracia, esto puede provocar aún más ansiedad.

Aunque puede ser aterrador y doloroso, las personas que sufren de ansiedad pueden consolarse sabiendo que hay una razón para este síntoma incómodo: es el cerebro y el cuerpo tratando de protegerlo de un factor de estrés real o percibido.

Aunque puede resultar alarmante, el dolor torácico por ansiedad es fugaz. El dolor suele durar unos 10 minutos, aunque otros síntomas de ansiedad o ataque de pánico (como mareos, falta de aire o náuseas) pueden durar más tiempo.

Algunas personas que sufren ataques de pánico o ansiedad también pueden sentir dolor en la zona del pecho durante unas horas después del ataque, debido a las intensas contracciones musculares en la pared del pecho que se produjeron durante el ataque.

Ansiedad por opresión en el pecho

Con tantos factores que contribuyen a la aparición del dolor crónico, hay algunos que muchos no se dan cuenta de que son la causa. Se ha descubierto que la ansiedad es un factor común en la causa de los problemas de dolor crónico, y lo peor de todo es que el dolor crónico también puede causar ansiedad. Este mal ciclo de preocupación y dolor puede hacer que su vida parezca insoportable, y es importante entender cómo se correlacionan estos dos problemas.

Si está lidiando con el dolor crónico, no es ningún secreto que el estrés viene con él. Ya sea que esté estresado por no sentir nunca alivio, o porque los que le rodean no entienden su dolor, tener estrés es una pista común hacia la ansiedad. Intenta eliminar tu estrés diario para evitar que la ansiedad se apodere de ti.

Para los que ya tienen ansiedad, ésta puede empeorar aún más los síntomas del dolor crónico. Se sabe que la ansiedad hace que las personas que la padecen sean hipersensibles al dolor, lo que hace que se centren aún más en el dolor. Esta combinación sólo conduce a más problemas, ya que centrarse en el dolor sólo lo hace sentir peor.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad