Saltar al contenido

Dolor de espalda por estres y ansiedad

mayo 16, 2022
Dolor de espalda por estres y ansiedad

Causas del dolor de espalda

En una investigación publicada en la revista médica Spine, (1) un estudio multinacional dirigido por la Universidad de Sidney encontró una asociación significativa entre el dolor lumbar crónico y un mayor riesgo de depresión y/o ansiedad.  Pero no está claro si el dolor de espalda causó síntomas de ansiedad y depresión o si la depresión y la ansiedad causaron síntomas de dolor de espalda.    Entonces, ¿qué fue lo primero? Los autores sugieren que, independientemente de lo que ocurriera primero, cuando se combinan, la ansiedad, la depresión y el dolor de espalda actúan mutuamente y provocan un empeoramiento acelerado de los síntomas.

Esto coincide con un estudio reciente (2) que demostró que los síntomas de depresión y somatización (los síntomas son peores de lo que deberían ser físicamente) eran prevalentes entre los pacientes con lumbalgia. La discapacidad funcional también era mayor en esos pacientes.

Como muestran estos estudios, la depresión y la ansiedad y su relación con el dolor de espalda pueden ser un tema complicado para los profesionales sanitarios. ¿Cuál es entonces el enfoque del tratamiento? Un segundo grupo de investigadores de la Universidad de Sidney publicó sus conclusiones (3), según las cuales los profesionales sanitarios deberían estar atentos a futuros episodios de dolor de espalda en pacientes deprimidos:

Dolor de espalda y depresión

Con tantos factores que contribuyen a la aparición del dolor crónico, hay algunos que muchos no se dan cuenta de que son la causa. Se ha descubierto que la ansiedad es un factor común en la causa de los problemas de dolor crónico, y lo peor de todo es que el dolor crónico también puede causar ansiedad. Este mal ciclo de preocupación y dolor puede hacer que su vida parezca insoportable, y es importante entender cómo se correlacionan estos dos problemas.

  Dolores por estres y ansiedad

Si está lidiando con el dolor crónico, no es ningún secreto que el estrés viene con él. Ya sea que esté estresado por no sentir nunca alivio, o porque los que le rodean no entienden su dolor, tener estrés es una pista común hacia la ansiedad. Intenta eliminar tu estrés diario para evitar que la ansiedad se apodere de ti.

Para los que ya tienen ansiedad, ésta puede empeorar aún más los síntomas del dolor crónico. Se sabe que la ansiedad hace que las personas que la padecen sean hipersensibles al dolor, lo que hace que se centren aún más en el dolor. Esta combinación sólo conduce a más problemas, ya que centrarse en el dolor sólo lo hace sentir peor.

Dolor de cuello por estrés

El dolor es extremadamente perturbador, y el dolor de espalda es fácilmente uno de los tipos de dolor más comunes. Si eres propenso a la ansiedad, es posible que lleves años sufriendo dolores de espalda con regularidad como consecuencia de ella.

El dolor de espalda provocado por la ansiedad es común, y aunque ciertamente no es la causa principal del dolor de espalda, es una razón por la que algunas personas acaban recibiendo ayuda para su ansiedad. Entonces, ¿qué causa el dolor de espalda y qué se puede hacer al respecto? En este artículo exploramos estas ideas.

Hay muchos problemas diferentes que pueden provocar dolor de espalda, y es útil hablar con un médico para determinar cuál puede ser su causa. Cuando la ansiedad contribuye al dolor de espalda, se cree que la causa del dolor de espalda por ansiedad es principalmente secundaria, lo que significa que la ansiedad no está causando literalmente el dolor de espalda, sino que la ansiedad está causando comportamientos que conducen al dolor de espalda.

  Ansiedad y dolor de espalda

Hay muchas teorías que describen una situación en la que el dolor de espalda puede ser causado directamente por la ansiedad. La teoría más común es que la ansiedad, que provoca tensión muscular, puede tensar los músculos de la parte superior o inferior de la espalda, y que esa tensión muscular provoca dolor en las personas con ansiedad.

¿Puede el dolor de espalda causar depresión y ansiedad?

Para los que están familiarizados con las trampas del estrés y la ansiedad, la tensión emocional y mental puede ser demasiado consumidora. Antes de que nos demos cuenta, los síntomas físicos también se presentan y se manifiestan de múltiples maneras. Ya sea una salud inmunitaria comprometida, una mala digestión o dolores de cuello y espalda, a menudo pagamos un precio doloroso por el estrés prolongado.  Estoy aquí para hablar del estrés, de cómo puede influir en los síntomas físicos como el dolor de espalda, y de lo que puedes hacer para aliviar cualquier molestia.

Veamos la progresión lógica de cómo el estrés provoca dolor y tensión muscular.Estar ansioso activa la respuesta de estrés del cuerpo, que nos hace ponernos tensos y más resistentes para luchar, congelar o huir de un peligro percibido. También crea una cascada de cambios químicos en el cuerpo que, a su vez, provocan tensión muscular, espasmos musculares y el consiguiente dolor de espalda, hombros y cuello, como se muestra en este gráfico:

Cuanto mayor sea el grado de respuesta al estrés, más se tensarán los músculos. Si el cuerpo permanece en un estado de estrés elevado, los músculos pueden llegar a estar tan tensos que es probable que aparezcan dolores crónicos, rigidez y molestias. Además, si permanecen en este estado de tensión durante algún tiempo, los músculos son más susceptibles de sufrir espasmos y “bloqueos”, así como más tensiones y daños, lo que agravará cualquier debilidad existente.

  Estres y dolores musculares
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad