Saltar al contenido

La ansiedad da dolor de espalda

mayo 14, 2022
La ansiedad da dolor de espalda

Dolor de espalda y depresión

“El estrés afecta al cuerpo de diversas maneras, desde los cambios de humor y los dolores de cabeza hasta las fluctuaciones de peso. Sin embargo, un efecto secundario del estrés que a menudo se pasa por alto es el dolor de cuello y espalda. Con el tiempo, los ataques repetitivos de estrés pueden causar problemas musculoesqueléticos en estas regiones del cuerpo”.

Los datos publicados en Statista.com sugieren que los adultos saben que el estrés afecta a su columna vertebral. Los participantes en la encuesta en línea clasificaron la causa número 1 percibida de su dolor de cuello y espalda de la siguiente manera:  Sin embargo, un cierto nivel de estrés es

Dolor de espalda por estrés

Hay muchos estudios que muestran la conexión entre el dolor de cuello y los síntomas psicológicos como el estrés, la ansiedad y la depresión. En artículos anteriores hemos hablado de la relación entre la depresión y el dolor crónico. El dolor crónico puede llevar a la depresión, que puede llevar a la inactividad, y empeorar el dolor crónico. Ambos pueden provocar una espiral descendente.

La ansiedad y la tensión muscular suelen ir de la mano. Los músculos tensos de la cara, la mandíbula, el cuello, los hombros y la parte superior de la espalda se encuentran a menudo en personas estresadas o ansiosas. La tensión en esta zona puede provocar dolor de cuello. Entonces, ¿es su ansiedad la causa de su dolor de cuello? Puede ser. Pero también podría ser algo en su columna vertebral lo que está creando el problema. Determinar la causa del dolor de cuello no siempre es sencillo.

  Estres y dolor cervical

Sabemos que el estrés y la ansiedad pueden causar tensión muscular en la parte superior del cuerpo, lo que provoca dolor de cuello. Pero las afecciones de la columna vertebral pueden provocar presión sobre los nervios. La presión puede iritar los nervios y enviar señales excesivas a otras zonas del cuerpo. Así, un problema de disco o vértebra en el cuello puede enviar señales a los músculos de los hombros y la parte superior de la espalda. Esto puede provocar espasmos musculares. Con el tiempo, los músculos pueden fatigarse y doler.

¿Puede el dolor de espalda causar depresión y ansiedad?

Los artículos de Verywell Mind son revisados por médicos certificados y profesionales de la salud mental. Los revisores médicos confirman que el contenido es exhaustivo y preciso, y que refleja las últimas investigaciones basadas en la evidencia. El contenido se revisa antes de su publicación y en caso de actualizaciones sustanciales. Más información.

Las personas diagnosticadas con trastornos de ansiedad, como el trastorno de pánico, a menudo experimentan síntomas físicos incómodos, como sudoración, aceleración del ritmo cardíaco, temblores y sacudidas. Dada la gravedad de estos síntomas físicos, no es de extrañar que muchas personas con trastorno de pánico busquen atención médica de urgencia. Un estudio de 2016 informó de que había 1.247.000 visitas a urgencias relacionadas con la ansiedad al año.

Sin embargo, debido a la complejidad de la condición, la amplia gama de síntomas y la similitud con otras enfermedades, el trastorno de pánico a menudo se diagnostica erróneamente en las salas de emergencia. Conozca estos síntomas físicos comunes y las afecciones concurrentes asociadas al trastorno de pánico y la ansiedad.

  Dolor neuropatico por ansiedad

Síntomas musculares de ansiedad

La lumbalgia es la segunda causa más común de discapacidad en EE.UU. Más del 80% de las personas experimentarán un episodio de este dolor en algún momento de su vida. Las razones más comunes del dolor lumbar son las lesiones de disco, la ciática, el levantamiento de objetos pesados o alguna otra lesión de espalda no específica.

Sin embargo, aunque el dolor de espalda es increíblemente común, no todas las personas responden de la misma manera a esta afección, a menudo incapacitante. De hecho, aunque dos personas tengan el mismo nivel de dolor, sus respuestas a ese dolor pueden ser muy diferentes. Estas respuestas diferentes se deben, en parte, a las actitudes y perspectivas psicológicas de cada persona.

Incluso cuando se tiene una lumbalgia que está siendo tratada médicamente, ayuda a comprender los factores psicológicos que influyen en el dolor, y en el cerebro. También ayuda saber qué se puede hacer al respecto.

Cuando el movimiento físico está limitado, esto puede causar malestar psicológico, y el malestar psicológico puede, a su vez, empeorar el dolor. Tus creencias personales sobre la salud y tus estrategias de afrontamiento pueden influir tanto en tu nivel de angustia como en la evolución del dolor. Por ejemplo, si eres propenso a la ansiedad, esperas lo peor y tienes un pensamiento catastrófico, esto puede empeorar mucho el dolor. Esto se debe a que esas vulnerabilidades psicológicas pueden modificar tu cerebro e intensificar el dolor.

  Dolor de cadera por ansiedad
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad