Saltar al contenido

Porcentaje de ansiedad en adolescentes

mayo 13, 2022
Porcentaje de ansiedad en adolescentes

Salud mental de los jóvenes

La salud mental es una parte importante de la salud y el bienestar general de los niños. La salud mental incluye el bienestar mental, emocional y de comportamiento de los niños. Afecta a la forma en que los niños piensan, sienten y actúan. También influye en la forma en que los niños manejan el estrés, se relacionan con los demás y toman decisiones saludables.

Los trastornos mentales entre los niños se describen como cambios graves en la forma en que los niños suelen aprender, comportarse o manejar sus emociones, causando angustia y problemas para pasar el día.1 Entre los trastornos mentales más comunes que pueden diagnosticarse en la infancia están el trastorno por déficit de atención/hiperactividad (TDAH), la ansiedad y los trastornos del comportamiento.

Nota: Las estimaciones que aparecen en esta página se basan en los informes de los padres, utilizando encuestas representativas a nivel nacional. Este método tiene varias limitaciones. No se sabe hasta qué punto los niños reciben estos diagnósticos con precisión. Las estimaciones basadas en los diagnósticos informados por los padres pueden coincidir con las basadas en los registros médicos,7 pero algunos niños también pueden tener trastornos mentales que no han sido diagnosticados, o recibir diagnósticos que pueden no ser los más adecuados para sus síntomas. Se dispone de poca información sobre la medición de la salud mental de los niños a nivel nacional2.

Definición de ansiedad

Muchos adolescentes experimentan una salud mental positiva, pero se estima que el 49,5% de los adolescentes ha tenido un trastorno de salud mental en algún momento de su vida.1 La buena noticia es que promover una salud mental positiva puede prevenir algunos problemas. En el caso de los jóvenes que padecen trastornos de salud mental, la intervención y el tratamiento tempranos pueden ayudar a disminuir el impacto en sus vidas.

Es normal que los adolescentes experimenten una amplia gama de emociones. Es típico, por ejemplo, que los adolescentes se sientan ansiosos por la escuela o las amistades, o que experimenten un periodo de depresión tras la muerte de un amigo cercano o un familiar. Sin embargo, los trastornos mentales se caracterizan por síntomas persistentes que afectan a la forma de sentir, pensar y actuar de los jóvenes. Los trastornos mentales también pueden interferir con las actividades habituales y el funcionamiento diario, como las relaciones, las tareas escolares, el sueño y la alimentación.2

Si observas señales de alarma y necesitas buscar ayuda, consulta a tu proveedor de atención médica o a un profesional de la salud mental. En situaciones de crisis o que pongan en peligro la vida, llame al 911, póngase en contacto con la Línea Nacional de Prevención del Suicidio marcando el 1-800-273-8255 o utilizando el chat de la línea de vida, o acuda a la sala de urgencias del hospital más cercano. Visite la página de Ayuda para enfermedades mentales del NIMH, también disponible en español, para obtener más detalles e identificar las opciones de tratamiento en su área.

Estadísticas sobre la ansiedad y la depresión en los adolescentes

La salud mental es una parte importante de la salud y el bienestar general de los niños. La salud mental incluye el bienestar mental, emocional y de comportamiento de los niños. Afecta a la forma de pensar, sentir y actuar de los niños. También influye en la forma en que los niños manejan el estrés, se relacionan con los demás y toman decisiones saludables.

Los trastornos mentales entre los niños se describen como cambios graves en la forma en que los niños suelen aprender, comportarse o manejar sus emociones, causando angustia y problemas para pasar el día.1 Entre los trastornos mentales más comunes que pueden diagnosticarse en la infancia están el trastorno por déficit de atención/hiperactividad (TDAH), la ansiedad y los trastornos del comportamiento.

Nota: Las estimaciones que aparecen en esta página se basan en los informes de los padres, utilizando encuestas representativas a nivel nacional. Este método tiene varias limitaciones. No se sabe hasta qué punto los niños reciben estos diagnósticos con precisión. Las estimaciones basadas en los diagnósticos informados por los padres pueden coincidir con las basadas en los registros médicos,7 pero algunos niños también pueden tener trastornos mentales que no han sido diagnosticados, o recibir diagnósticos que pueden no ser los más adecuados para sus síntomas. Se dispone de poca información sobre la medición de la salud mental de los niños a nivel nacional2.

Estadísticas sobre la ansiedad de las personas

El estudio ha sido aprobado por el comité de ética correspondiente y, por lo tanto, se ha realizado de acuerdo con las normas éticas establecidas en la Declaración de Helsinki de 1964 y sus modificaciones posteriores.

Información complementariaA continuación se muestra el enlace al material complementario electrónico.Archivo complementario1 (DOCX 54 KB)Derechos y permisosImpresiones y permisosAcerca de este artículoCite este artículoParodi, K.B., Holt, M.K., Green, J.G. et al. Tendencias temporales y disparidades en la ansiedad entre los adolescentes, 2012-2018.

Soc Psychiatry Psychiatr Epidemiol 57, 127-137 (2022). https://doi.org/10.1007/s00127-021-02122-9Download citationShare this articleAnyone you share the following link with will be able to read this content:Get shareable linkSorry, a shareable link is not currently available for this article.Copy to clipboard

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad