Saltar al contenido

Minusvalia por depresion y ansiedad

mayo 14, 2022
Minusvalia por depresion y ansiedad

¿Puedo obtener una incapacidad de larga duración por depresión o ansiedad?

La Asociación Canadiense de Salud Mental informa de que el 20% de los canadienses (es decir, uno de cada cinco) padecerá una enfermedad mental en algún momento de su vida, y prácticamente todos los canadienses se encuentran con una enfermedad mental cuando ésta afecta a un familiar, amigo o compañero de trabajo. A pesar de la prevalencia y el efecto sustancial de las enfermedades mentales, muchos canadienses no son conscientes de que sus seres queridos están luchando con una condición psicológica, en gran parte, debido al estigma asociado a estos trastornos.

La depresión puede manifestarse con una amplia gama de síntomas mentales y físicos. Los indicadores más comunes de la depresión son una disminución del interés por las actividades cotidianas, sentimientos de inutilidad o culpabilidad y trastornos del sueño. La depresión hace que una persona se sienta triste o desesperada sin saber por qué se siente así. Además de los sentimientos de tristeza, los síntomas de la depresión incluyen: pérdida de disfrute e interés en muchas o todas las actividades normales; dificultad para concentrarse o tomar decisiones; olvidos; falta de energía; inquietud o agitación; frustración por asuntos triviales; trastornos de la alimentación, dolores inexplicables o de cabeza; ralentización de los procesos mentales y físicos; y sentimientos de suicidio. Para algunas personas, los síntomas de la depresión pueden ser lo suficientemente graves como para interferir en la capacidad de afrontar el trabajo, la escuela y las relaciones.

  Centros para personas con depresion

Cómo testificar con eficacia en una Seguridad Social deprimida

Las discapacidades mentales y psicológicas se encuentran entre las condiciones que pueden dar derecho a las prestaciones de la Administración de la Seguridad Social (SSA). Usted puede reunir los requisitos con una depresión grave, un trastorno bipolar, un trastorno de ansiedad u otra enfermedad mental que le impida mantener un empleo remunerado.

Las prestaciones por incapacidad de la Seguridad Social pueden cubrir los gastos cotidianos, las facturas médicas y otras obligaciones financieras. Las prestaciones se pagan mensualmente y pueden aliviar muchas de sus preocupaciones financieras, haciendo posible que pueda salir adelante sin ingresos procedentes de un empleo.

El SSDI está disponible para los trabajadores adultos discapacitados que hayan pagado los impuestos de la Seguridad Social, mientras que el SSI es un programa basado en la necesidad que sólo está disponible para los solicitantes que cumplen con estrictas limitaciones de ingresos y bienes. Si no ha trabajado nunca debido a su enfermedad mental, no tendrá derecho al SSDI. Si cuenta con el apoyo económico de amigos o familiares, no tendrá derecho a la SSI.

La SSA lleva a cabo una revisión detallada de su historial médico para determinar su derecho a las prestaciones. Durante esta revisión, intentan cotejar su historial con un listado de discapacidades en el “Libro Azul”. El Libro Azul es la guía médica de la SSA que se utiliza para evaluar cada solicitud de discapacidad.

Trastorno de ansiedad y discapacidad de la Seguridad Social

Los trastornos de ansiedad, como el TOC, los trastornos de pánico, las fobias o el TEPT, se consideran una discapacidad y pueden dar derecho a las prestaciones por discapacidad de la Seguridad Social. Las personas con ansiedad pueden tener derecho a la discapacidad si son capaces de demostrar que su ansiedad les impide trabajar. Debe presentar pruebas que demuestren que su trastorno de ansiedad se ajusta a los requisitos del Libro Azul de la SSA.

  Signos de depresion test

Un trastorno de ansiedad es una condición caracterizada por sentimientos persistentes de aprensión, tensión o malestar. En el caso de las personas verdaderamente discapacitadas por dicho trastorno, estas sensaciones no son simplemente nerviosismo, sino más bien sentimientos abrumadores de alarma e incluso de terror que pueden ser provocados por acontecimientos o situaciones ordinarias que ocurren en la vida cotidiana.

La ansiedad normal puede tener muchas causas, desde diversos trastornos mentales como la depresión, hasta reacciones adversas a la medicación, pasando por situaciones vitales estresantes pero temporales como el divorcio o la pérdida del empleo. En el diagnóstico de un trastorno de ansiedad incapacitante, el médico intentará descartar esas causas para demostrar que la base de la ansiedad del paciente no es atribuible a un problema o acontecimiento distinto. Además, el médico intentará establecer la duración y la gravedad de los síntomas de ansiedad, y determinar el impacto que esos síntomas tienen en su capacidad para realizar tareas cotidianas como el trabajo o la escuela. Para que se considere un verdadero “trastorno de ansiedad”, la ansiedad de una persona debe interferir directa y significativamente en el trabajo, las relaciones, la vida social y/o las actividades cotidianas.

Cómo obtener prestaciones de incapacidad por depresión o bipolaridad

La ansiedad y la depresión son las principales causas de incapacidad entre los adultos en EE.UU. Muchas personas sufren ambos trastornos; casi la mitad de los diagnosticados con depresión también son diagnosticados con ansiedad.

En el caso de las personas que padecen ansiedad grave o depresión grave, los síntomas pueden mermar considerablemente la capacidad de trabajo. Pero demostrar una solicitud de incapacidad de la seguridad social basada en la salud mental puede ser un reto. Después de todo, los síntomas son muy subjetivos; un médico no puede diagnosticar la ansiedad basándose en una radiografía o un análisis de sangre. Sin embargo, los síntomas de la ansiedad y la depresión, como la irritabilidad, la falta de motivación, la pérdida de interés, la dificultad para concentrarse o recordar, la paranoia y los trastornos del sueño, pueden ser tan debilitantes como una discapacidad física, como un nervio pinzado o una enfermedad discal.

  Ingreso voluntario por depresion

La seguridad social define una discapacidad como “cualquier impedimento mental o médico médicamente determinable que haya impedido a un individuo realizar un trabajo sustancial durante doce meses, que se prevea que impedirá a un individuo trabajar durante doce meses continuos o que se prevea que acabará con la muerte”.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad