Saltar al contenido

Problemas gastrointestinales por ansiedad

mayo 15, 2022
Problemas gastrointestinales por ansiedad

Dolor de estómago por ansiedad

Los trastornos funcionales del aparato digestivo, como el síndrome del intestino irritable, se asocian a menudo con trastornos afectivos, como la depresión, la ansiedad, el pánico y el trastorno por estrés postraumático (TEPT). Algunas de estas asociaciones se observan no sólo en poblaciones clínicas, sino también en muestras poblacionales, lo que sugiere una relación con los mecanismos fisiopatológicos que subyacen tanto a la disfunción gastrointestinal (GI) como a ciertos trastornos afectivos. Los factores de estrés sostenidos y agudos que amenazan la vida desempeñan un papel importante en la aparición y modulación de los síntomas GI, así como en el desarrollo de los trastornos afectivos y el TEPT. Se propone un modelo neurobiológico que intenta explicar el desarrollo de la hipersensibilidad visceral, la disfunción neuroendocrina y autonómica característica de los trastornos GI funcionales, así como la superposición con los trastornos afectivos.

Conexión intestino-cerebro

Fig. 1Síntomas gastrointestinales en controles y pacientes: Los síntomas se miden mediante la puntuación total de la Escala de Calificación de los Síntomas Gastrointestinales para el Síndrome del Intestino Irritable (GSRS-IBS). Los pacientes se agrupan según el sexo, el estado de la medicación y el diagnóstico (episodio depresivo actual, cualquier trastorno de ansiedad o ambos). Abreviaturas: M = hombres, W = mujeres, Med + = pacientes con medicación psicotrópica, Med- = pacientes sin medicación psicotrópica, D = episodio depresivo actual, A = cualquier trastorno de ansiedad, D + A = episodio depresivo actual y cualquier trastorno de ansiedad; *** p < 0,00Imagen completaLa puntuación total de la GSRS-IBS se correlacionó positivamente con la puntuación total de la MADRS-S en los pacientes (ρ = 0,290, p < 0,001) y en los controles (ρ = 0,482, p < 0,001). En un análisis exploratorio, todos los ítems de la MADRS-S presentaron correlaciones significativas entre débiles y moderadas con todos los grupos de síntomas individuales de la GSRS-IBS (Tabla 2).

  Necesidad de respirar profundo a cada rato ansiedad

Tabla 2 Análisis exploratorio de las correlaciones entre los síntomas: Los ítems de la MADRS-S se correlacionan con los grupos de síntomas del SII (se incluyen todos los participantes y controles, N = 576). Los coeficientes de correlación Rho de Spearman significativos > 0,3 están marcados en negritaTabla de tamaño completoLa relación entre las puntuaciones totales de la GSRS-IBS y la MADRS-S se analizó además en un modelo lineal generalizado y siguió siendo significativa tras ajustar por sexo, IMC y bulimia nerviosa en curso (Tabla 3).

¿Puede el estrés causar dolor de estómago?

La conexión entre el intestino y el cerebro no es una broma; puede relacionar la ansiedad con los problemas estomacales y viceversa. ¿Ha tenido alguna vez una experiencia que le haya hecho sentir “tripas”? ¿Ciertas situaciones le hacen “sentir náuseas”? ¿Ha sentido alguna vez “mariposas” en el estómago? Utilizamos estas expresiones por una razón. El tracto gastrointestinal es sensible a las emociones. La ira, la ansiedad, la tristeza, la euforia… todos estos sentimientos (y otros) pueden desencadenar síntomas en el intestino.

El cerebro tiene un efecto directo sobre el estómago y los intestinos. Por ejemplo, el mero hecho de pensar en comer puede liberar los jugos del estómago antes de que llegue la comida. Esta conexión va en ambos sentidos. Un intestino con problemas puede enviar señales al cerebro, al igual que un cerebro con problemas puede enviar señales al intestino. Por lo tanto, el malestar estomacal o intestinal de una persona puede ser la causa o el producto de la ansiedad, el estrés o la depresión. Esto se debe a que el cerebro y el sistema gastrointestinal (GI) están íntimamente conectados.

  Colores para calmar la ansiedad

Esto es especialmente cierto en los casos en que una persona experimenta un malestar gastrointestinal sin una causa física evidente. En el caso de estos trastornos gastrointestinales funcionales, es difícil tratar de curar un intestino afligido sin tener en cuenta el papel del estrés y las emociones.

Ansiedad problemas digestivos

El dolor de estómago es una dolencia que se da con frecuencia en la población general. No es raro que estos problemas estomacales produzcan cierto estrés en un individuo, pero puede ser preocupante si estos dolores desembocan en importantes problemas de salud mental. La relación entre algunos dolores abdominales, como el síndrome intestinal, y la depresión o la ansiedad ha ido ganando mucho interés. Sin embargo, los estudios previos que han investigado empíricamente esta relación son escasos.

Para analizar el impacto de tener problemas gastrointestinales, entre otras condiciones socioeconómicas, en la aparición de la depresión y la ansiedad en la población española, comparamos el tratamiento de las enfermedades gastrointestinales como exógenas en un modelo probit de una sola ecuación con un modelo probit bivariante en el que esta variable se trata como endógena. Una prueba de razón de verosimilitud del coeficiente de correlación de las alteraciones sugiere que los problemas gastrointestinales son endógenos. Por lo tanto, el enfoque adoptado aquí permite probar directamente la hipótesis de que tener problemas gastrointestinales y la aparición de enfermedades mentales como la depresión y la ansiedad están determinados conjuntamente por ciertos factores socioeconómicos. Se ha analizado un estudio analítico transversal a partir de los datos de una encuesta de indicadores de salud y condiciones de vida de 2017 que ha desarrollado la Oficina Española de Estadística.

  Pasiflora pastillas para la ansiedad
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad