Saltar al contenido

Es peligrosa la tension alta por ansiedad

mayo 14, 2022
Es peligrosa la tension alta por ansiedad

Cuánto tiempo tarda la hipertensión en causar daños

Hay una buena razón por la que todas las citas con el médico comienzan con una revisión de la presión arterial. Aunque uno de cada tres adultos estadounidenses padece hipertensión, alrededor del 20% de las personas no saben que la tienen porque en gran medida no presenta síntomas.

La presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias cuando el corazón la bombea. La presión arterial alta, también denominada hipertensión, se produce cuando esa fuerza es demasiado elevada y empieza a perjudicar al organismo.  Si no se trata, acabará dañando el corazón y los vasos sanguíneos.

La presión arterial se mide en dos cifras: La presión arterial sistólica superior mide la fuerza que empuja las paredes de las arterias cuando el corazón se contrae. La presión arterial diastólica inferior mide la presión en las arterias cuando el corazón descansa entre latidos.

La presión arterial alta puede ser el primer indicio de una enfermedad subyacente grave. Cuando un paciente acude con la presión arterial alta, los médicos comprueban su orina y la función renal; hacen un electrocardiograma para comprobar el tamaño del corazón y buscan cambios en los pulmones.

Presión arterial por ataque de pánico

Las situaciones de estrés pueden hacer que la tensión arterial se dispare temporalmente, pero ¿puede el estrés causar también hipertensión a largo plazo? ¿Podrían acumularse todos esos picos de presión arterial relacionados con el estrés a corto plazo y provocar una presión arterial alta a largo plazo? Los investigadores no están seguros.

Sin embargo, hacer ejercicio de tres a cinco veces por semana durante 30 minutos puede reducir el nivel de estrés. Y si tiene la tensión arterial alta, realizar actividades que le ayuden a controlar el estrés y a mejorar su salud puede suponer una diferencia a largo plazo en la reducción de su tensión arterial.

Su cuerpo produce una oleada de hormonas cuando se encuentra en una situación de estrés. Estas hormonas aumentan temporalmente la presión arterial al hacer que el corazón lata más rápido y los vasos sanguíneos se estrechen.

No hay pruebas de que el estrés por sí mismo provoque una presión arterial alta a largo plazo. Pero reaccionar al estrés de forma poco saludable puede aumentar el riesgo de padecer hipertensión, infartos de miocardio y accidentes cerebrovasculares. Ciertos comportamientos están relacionados con una mayor presión arterial, como:

Hipertensión relacionada con el estrés

nI2 (%)OR (IC95%)nI2 (%)HR (IC95%)Ubicación Americana20.01.480 (1.276-1.717)666.21.366 (1.124-1.660) Europea591.41.237 (0.956-1.601)20.01.965 (1.740-2.220) Asia Oriental30.02.014 (1.370-2. 961) Otros381.31.571 (1.032-2.390)Diagnóstico de ansiedad Entrevistas diagnósticas estructuradas562.91.308 (1.138-1.504)270.43.010 (0.968-9.355) Escalas de síntomas de autoinforme889.31.575 (1.195-2. 075)655.41.354 (1.153-1.590)Edad Edad media878.61.611 (1.333-1.947)583.51.543 (1.169-2.038) Otros580.31.146 (0.933-1.408)372.71.632 (1.017-2.620)Sexo Masculino425.71.410 (1.208-1.645)375. 92.063 (1.395-3.052) Mujer370.91.533 (1.005-2.339)388.01.421 (1.031-1.957)Seguimiento, años <7377.51.945 (0.677-5.590) ≥7588.81.505 (1.192-1.900)Abrir en otra ventanaNota:

Tensión arterial por ansiedad

«Según mi opinión y mi experiencia clínica personal, los trastornos de ansiedad pueden desempeñar un papel importante en las enfermedades del corazón», dice McCann. «Creo que una mirada realmente cuidadosa a la ansiedad revelaría las formas en que puede impactar gravemente en la enfermedad cardíaca, tanto como factor contribuyente como obstáculo en la recuperación».

Cuando una persona está ansiosa, su cuerpo reacciona de forma que puede suponer un esfuerzo adicional para su corazón. Los síntomas físicos de la ansiedad pueden ser especialmente perjudiciales para las personas con enfermedades cardíacas.

Los trastornos de ansiedad conllevan un alto grado de miedo e incertidumbre. Cuando este miedo y esta certeza impiden que el paciente con un ataque al corazón o una enfermedad cardíaca siga los consejos y el plan de tratamiento de su cardiólogo, puede tener un gran impacto en la recuperación. La ansiedad puede interferir:

Los ataques de pánico y los infartos de miocardio pueden compartir síntomas similares, si no idénticos. Cualquier persona que sufra un dolor torácico repentino e intenso -tanto si recibe tratamiento para el trastorno de ansiedad como si no- debe acudir a urgencias. El médico analizará la sangre del paciente en busca de enzimas específicas del músculo cardíaco. Si no se encuentra ninguna, normalmente no se trata de un infarto.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad