Saltar al contenido

Mareos cervicales ansiedad sintomas

mayo 12, 2022
Mareos cervicales ansiedad sintomas

Tratamiento del mareo cervicogénico

ResumenEl mareo cervicogénico (MCG) es un síndrome clínico caracterizado por la presencia de mareos y dolor de cuello asociado. No existen pruebas clínicas o de laboratorio definitivas para el VCC y, por lo tanto, el VCC es un diagnóstico de exclusión. Puede ser difícil para los profesionales sanitarios diferenciar la EGC de otros trastornos vestibulares, médicos y vasculares que causan mareos, lo que requiere un alto nivel de destreza y un conocimiento profundo de las pruebas y medidas adecuadas para descartar con precisión los diagnósticos competitivos. Por consiguiente, el propósito de este artículo es proporcionar un enfoque diagnóstico sistemático que permita a los profesionales sanitarios diagnosticar con precisión la EGC. Esta narración esbozará un proceso gradual para evaluar a los pacientes que puedan tener EGC y proporcionará los pasos para excluir los diagnósticos que pueden presentarse con síntomas similares a los observados en la EGC, incluidos los trastornos vestibulares centrales y periféricos, la migraña vestibular, la conmoción cerebral laberíntica, la disfunción arterial cervical y el trastorno asociado al latigazo cervical.

Vértigo cervicogénico

El mareo o vértigo puede ser debilitante. He visto que causan depresión, ansiedad, ataques de pánico, y simplemente afectan a tu calidad de vida. Hay muchas cosas que pueden causar mareos o vértigo. Problemas cardiovasculares: ¿presión arterial alta o baja? Los problemas en el oído interno, las infecciones víricas, las migrañas vestibulares, las alergias, los problemas de visión, la ansiedad/estrés o la enfermedad de Meniere también pueden causar mareos o vértigo. Estas son sólo algunas de las cosas que pueden causar mareos o vértigos. Una cosa es segura. Tienes que encontrar la causa de tu problema.

Para determinar si el problema proviene de su cuello, hay algunas cosas que pueden ayudar a determinar si la causa está en su cuello o en otro lugar. Una de las cosas más importantes que puede hacer es determinar cómo se siente. El mareo cervicogénico o mareo cervical o vértigo cervical tiene un patrón de síntomas específico. Es decir, una de las quejas más comunes de un paciente con mareos cervicogénicos será una sensación de «aturdimiento». La sensación también puede describirse como un estado de «embriaguez», sensación de desmayo, «niebla», sensación de «caída» o desequilibrio postural. Todos estos son síntomas o quejas comunes que recibimos cuando alguien describe un mareo cervicogénico.

Dolor de cuello y mareos covid

Los mareos crónicos pueden ser un reto tanto para los pacientes como para los médicos, ya que es posible que se consulte a diversos especialistas y se soliciten pruebas antes de establecer un diagnóstico. Los diversos procesos etiológicos potenciales implicados en los mareos crónicos requieren un enfoque interdisciplinario de la atención. Las causas más comunes son las enfermedades neurológicas, vestibulares y cardíacas. Sin embargo, los trastornos psiquiátricos pueden pasarse por alto al establecer un diagnóstico diferencial. Este informe de caso ilustra algunas de las complejidades en el diagnóstico y el tratamiento eficaz de los mareos crónicos y sirve como recordatorio de que los trastornos psiquiátricos deben ser considerados en el diagnóstico diferencial.

El mareo es un síntoma común reportado por los pacientes que puede ser un reto para los médicos debido a la amplia gama de causas potenciales. Mientras que los médicos de atención primaria y de urgencias ven muchos casos de mareos de nueva aparición, los pacientes con mareos persistentes o crónicos pueden ser derivados a menudo a otros médicos especialistas, como neurólogos, otorrinolaringólogos y cardiólogos. El mareo es un término inespecífico que puede englobarse en varias categorías generales, como vértigo, presíncope, desequilibrio y mareo inespecífico.1

Dolor en el cuello mareos

El componente vestibular de la estabilidad de la mirada procede del reflejo vestíbulo-ocular (RVO).  Se evalúa con la prueba de empuje de la cabeza (HTT).  El RVO actúa para mantener las imágenes estables en la retina del ojo durante el movimiento de la cabeza. La HTT se realiza en posición sentada. Se indica al paciente que mantenga la mirada fija en un objeto (normalmente la nariz del terapeuta) mientras éste mueve pasivamente la cabeza con pequeños y rápidos movimientos de rotación en una dirección imprevisible.  La prueba se considera positiva si el paciente no puede mantener la fijación de la mirada y se utilizan sacadas correctivas para devolver los ojos al objetivo (Schubert y Minor, 2004). Se ha informado de que la HTT tiene una sensibilidad del 71% y una especificidad del 84% para detectar la hipofunción vestibular unilateral, y una sensibilidad del 84% y una especificidad del 69% para la hipofunción vestibular bilateral (Schubert, Tusa, Grine y Herdman, 2004).

3. La coordinación cabeza-ojo se evalúa con tres pruebas. En primer lugar, se pide al paciente que mueva los ojos y la cabeza en la misma dirección para enfocar un objetivo, dirigiendo primero los ojos hacia el objetivo y luego la cabeza, asegurándose de que los ojos se mantienen enfocados en el objetivo. La prueba se realiza a la izquierda y a la derecha. En segundo lugar, se pide al paciente que mueva los ojos y la cabeza en direcciones opuestas mientras mantiene la atención en un punto predeterminado. Por último, se pide al paciente que se centre en dos puntos y que mueva primero los ojos y luego la cabeza, para mirar entre los dos objetivos. Los puntos objetivo se colocan horizontal o verticalmente y el paciente mantiene el enfoque entre los dos puntos (enfoque de dos puntos)» (Sterling, et al., 2008, p. 180-181).

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad