Saltar al contenido

Se puede eliminar la ansiedad para siempre

mayo 13, 2022
Se puede eliminar la ansiedad para siempre

Cómo recuperarse de la ansiedad

Un ataque de pánico siempre viene acompañado de una sensación aguda de fatalidad inminente. Sientes que estás a punto de perder la cabeza o que una de tus funciones corporales vitales está a punto de dejar de funcionar y que acabarás tus días allí mismo, entre los productos enlatados y la comida congelada.

No estás en absoluto solo; ni siquiera eres uno entre un millón. En Estados Unidos, se calcula que casi el 5% de la población sufre algún tipo de trastorno de ansiedad. Para algunos, pueden ser ataques de pánico infrecuentes que sólo aparecen en situaciones concretas, como cuando tienen que hablar delante de otros, mientras que, para otras personas, pueden ser tan frecuentes y recurrentes que les impiden salir de casa.

Un ataque de pánico siempre viene acompañado de una sensación aguda de fatalidad inminente. Sientes que estás a punto de perder la cabeza o que una de tus funciones corporales vitales está a punto de dejar de funcionar y que acabarás tus días allí mismo, entre los productos enlatados y la comida congelada.

No estás en absoluto solo; ni siquiera eres uno entre un millón. En Estados Unidos, se calcula que casi el 5% de la población sufre algún tipo de trastorno de ansiedad. Para algunos, pueden ser ataques de pánico infrecuentes que sólo aparecen en situaciones concretas, como cuando tienen que hablar delante de otros, mientras que, para otras personas, pueden ser tan frecuentes y recurrentes que les impiden salir de casa.

Cómo superar la ansiedad

Antes de hablar del tratamiento de la ansiedad y de la prevalencia de la ansiedad en su conjunto, debemos hacer una puntualización importante. Hay una gran diferencia entre la ansiedad y el trastorno de ansiedad. La mayoría de las personas experimentan ansiedad en algún momento de su vida. Una entrevista de trabajo, una primera cita o una actuación importante son causas potenciales de ansiedad. Sin embargo, los síntomas son temporales y suelen desaparecer una vez que el acontecimiento ha terminado.

El trastorno de ansiedad general y otros trastornos de ansiedad implican una forma de ansiedad mucho más persistente. Los síntomas se producen con frecuencia, a veces sin ningún desencadenante. Si hay un desencadenante evidente, la ansiedad puede durar mucho más tiempo que la situación que provocó los sentimientos. En otras palabras, puede sentirse ansioso después de que lógicamente debería sentirse ansioso.

El primer tipo de ansiedad desaparecerá por sí solo. El segundo puede no hacerlo. La mayoría de las personas con trastornos de ansiedad nunca eliminan por completo su ansiedad. Sin embargo, pueden aprender a controlar sus sentimientos y reducir en gran medida la gravedad de su ansiedad mediante la terapia (y la medicación, si es necesaria).

Historias de éxito de la ansiedad

¿Tienes ansiedad? ¿Ha intentado todo para superarla, pero vuelve a aparecer? ¿Quizá creía que la había superado, pero los síntomas vuelven a aparecer con fuerza? Sean cuales sean sus circunstancias, la ciencia puede ayudarle a vencer la ansiedad para siempre.

La ansiedad puede manifestarse en forma de miedo, inquietud, incapacidad para concentrarse en el trabajo o los estudios, dificultad para conciliar el sueño o para permanecer dormido por la noche, o facilidad para irritarse. En situaciones sociales, puede dificultar la conversación con los demás; puede sentir que le juzgan constantemente, o tener síntomas como tartamudeo, sudoración, rubor o malestar estomacal.

Puede aparecer de repente como un ataque de pánico, cuando los picos repentinos de ansiedad te hacen sentir que estás a punto de tener un ataque al corazón, volverte loco o perder el control. O puede estar presente todo el tiempo, como en el caso del trastorno de ansiedad generalizada, cuando la preocupación difusa y omnipresente te consume y miras al futuro con temor.

La mayoría de la gente la experimenta en algún momento, pero si la ansiedad empieza a interferir en su vida, su sueño, su capacidad para entablar relaciones o su productividad en el trabajo o los estudios, es posible que sufra un trastorno de ansiedad. Las investigaciones demuestran que, si no se trata, la ansiedad puede conducir a la depresión, la muerte prematura y el suicidio. Y aunque efectivamente puede provocar estas graves consecuencias para la salud, la medicación que se prescribe para tratar la ansiedad no suele funcionar a largo plazo. Los síntomas suelen reaparecer y se vuelve al punto de partida.

Aceptar la ansiedad

Todo el mundo se preocupa de vez en cuando; de hecho, el 59% de los adultos declararon tener una sensación de preocupación diaria en 2020. Tanto si te estás preparando para una gran presentación como si estás atravesando cambios personales, es normal tener alguna que otra noche de insomnio.

Para bien o para mal, la preocupación forma parte de cómo hemos evolucionado como humanos. Biológicamente, nuestro sistema nervioso central suele responder al estrés y al miedo preocupándose. Cuando esto ocurre, el primer paso para dejar de preocuparse es reflexionar sobre qué es exactamente lo que provoca la ansiedad.

Algunos sentimientos de preocupación pueden ser saludables, ya que nos empujan a encontrar soluciones a problemas reales y presentes. Sin embargo, la preocupación crónica, incluso por cosas que están fuera de nuestro control, puede afectar gravemente a nuestra salud mental. ¿La buena noticia? Existe una multitud de estrategias que nos ayudan a aprender a dejar de preocuparnos, gestionar el estrés y empezar a prosperar.

Si tiene algún pensamiento ansioso ocasional, probablemente no haya necesidad de preocuparse por su bienestar emocional o su estado mental. Sin embargo, la preocupación crónica puede ser un síntoma de algo más grave, como un trastorno de ansiedad. Este tipo de preocupación puede provocar síntomas físicos como tensión muscular, insomnio o mala higiene del sueño, dolor de estómago, dolor de espalda y ataques de pánico.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad