Saltar al contenido

Evolucion de las enfermedades mentales

junio 24, 2022
Evolucion de las enfermedades mentales

¿Cómo han evolucionado los trastornos psicológicos? ¿Por qué no se han extinguido?

Nueva Delhi: Un nuevo estudio ha descubierto que los síndromes comunes de las enfermedades mentales graves, como la esquizofrenia, el trastorno bipolar, la demencia, el trastorno obsesivo-compulsivo y la adicción, pueden tener una base evolutiva poco habitual.

La prevalencia constante de las enfermedades mentales a lo largo de la historia de la especie humana sugiere una paradoja darwiniana. A pesar de causar importantes enfermedades, parece tener poco impacto en la selección de la aptitud. La variación genética que predispone a la enfermedad psiquiátrica se observa en todas las poblaciones y es bastante común. La selección previa, a lo largo de la evolución, puede producir un sesgo hacia ciertos tipos de variación que pueden causar enfermedades más adelante en la vida.

En el nuevo estudio, los investigadores del Instituto Nacional de Salud Mental y Ciencias Neurológicas (NIMHANS), en Bengaluru, y del Instituto de Genómica de la Universidad de Tartu, en Estonia, exploraron estos aspectos mediante el análisis genético de individuos de familias que tienen múltiples miembros afectados, considerando que el aumento de la prevalencia de la enfermedad en una familia concreta debería apuntar a una evidencia aún más extrema de los alelos de riesgo. El estudio comparó las secuencias genéticas de los exomas (las regiones que se traducen en proteínas) de individuos de 80 familias de este tipo y las comparó con poblaciones africanas y sudasiáticas. También buscaron indicios de genes neandertales en la muestra, ya que el

Evolución bipolar

Objetivo: Argumentar la hipótesis de que los síntomas psicóticos no pueden ser vistos como una enfermedad, sino como un fenómeno de adaptación, que puede quedar fuera de control debido a diferentes vulnerabilidades cerebrales subyacentes y a factores de estrés externos, lo que lleva a la exclusión social.

Resultados: Hasta ahora, la investigación biomédica no ha desvelado la etiología definitiva de los trastornos psicóticos. Los hallazgos son inconsistentes y muestran anomalías cerebrales no específicas y variaciones genéticas con tamaños de efecto pequeños. Sin embargo, se han encontrado pruebas convincentes de la relación entre la psicosis y los factores ambientales estresantes, en particular los que influyen en la interacción social. Los síntomas psicóticos pueden explicarse como un mecanismo de defensa natural o una respuesta protectora a los entornos estresantes. Esto está en consonancia con el hecho de que los síntomas psicóticos se desarrollan con mayor frecuencia durante la adolescencia. En esta fase de la vida, dejar el entorno familiar y seguro del hogar y construir nuevas redes sociales es una de las principales tareas. Esto puede provocar síntomas de “hiperconciencia” y apelar a la capacidad de adaptación social.

La evolución del tratamiento de la salud mental

En la actualidad, casi uno de cada cinco estadounidenses padece una enfermedad mental, y aproximadamente la mitad de nosotros será diagnosticado con una en algún momento de su vida. Sin embargo, estos sucesos pueden no tener nada que ver con un defecto genético o un acontecimiento traumático.

Randolph Nesse, profesor de ciencias de la vida en la Universidad Estatal de Arizona, atribuye las altas tasas de trastornos psiquiátricos a la selección natural que opera sobre nuestros genes sin prestar atención a nuestro bienestar emocional. Es más, los procesos selectivos tuvieron lugar miles de años antes de las tensiones únicas de la existencia urbana moderna, lo que llevó a un desajuste entre nuestro entorno actual y aquel para el que estábamos adaptados.

En su nuevo libro, Good Reasons for Bad Feelings: Insights from the Frontier of Evolutionary Psychiatry, Nesse recurre al marco de la medicina evolutiva para argumentar por qué los trastornos psiquiátricos persisten a pesar de sus debilitantes consecuencias. Algunos trastornos, como la depresión y la ansiedad, pueden haberse desarrollado a partir de emociones normales y ventajosas. Otros, como la esquizofrenia o el trastorno bipolar, son el resultado de mutaciones genéticas que pueden haber sido beneficiosas en manifestaciones menos extremas de un rasgo. Scientific American habló con Nesse sobre la visión de la psiquiatría a través de una lente evolutiva para ayudar tanto a los pacientes como a los médicos.

Por qué existen las enfermedades mentales

Equilibrio entre mutación y selecciónLas mutaciones que causan trastornos surgen más rápido de lo que la selección puede eliminarlas de la población. Una alta tasa de mutación puede deberse a la complejidad inherente del rasgo o a otros factores ambientales y biológicos (por ejemplo, la edad paterna).

Pleiotropía antagónicaEl mismo alelo aumenta el riesgo de trastorno y mejora la aptitud con un rasgo diferente. La selección para este rasgo secundario mantiene el riesgo de trastorno inadaptado en la población.

Selección alternanteLos alelos que aumentan el riesgo de trastorno han evolucionado porque también mejoran la aptitud en algunos entornos, en un solo sexo o cuando se encuentran en una frecuencia/densidad particular en la población. Son desadaptativos en algunos contextos y adaptativos en otros.

Adaptaciones funcionalesEl rasgo es una adaptación que ahora está culturalmente desfavorecida. Algunas condiciones pueden ser clasificadas como ”trastorno” a pesar de ser adaptativas y carecer de cualquier mal funcionamiento en el cerebro.

a Esta tabla resume algunas de las explicaciones evolutivas más utilizadas para explicar la existencia de los trastornos mentales. Estas explicaciones no son mutuamente excluyentes, y puede haber múltiples mecanismos que mantengan algunos trastornos en la población. Hemos proporcionado algunos ejemplos potenciales, pero hay que tener en cuenta que se trata sólo de hipótesis y que, aunque algunas son prometedoras, la mayoría aún no han sido probadas de forma convincente.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad