Saltar al contenido

Que hacer despues de una crisis de ansiedad

mayo 13, 2022
Que hacer despues de una crisis de ansiedad

Ataque de pánico

Esta sección ofrece información sobre los trastornos de ansiedad. Explica los síntomas, los tratamientos y la forma de controlar un trastorno de ansiedad. Esta sección está dirigida a las personas con trastornos de ansiedad. Y a sus cuidadores, familiares y amigos.

Todos tenemos a veces sentimientos de ansiedad, preocupación y miedo. Pueden ser respuestas normales a determinadas situaciones. Por ejemplo, puede preocuparse por una entrevista de trabajo o por pagar una factura a tiempo. Estos sentimientos pueden hacerte consciente de los riesgos y de lo que debes hacer en una situación difícil o peligrosa. Esta reacción se conoce como «lucha o huida».

El cerebro responde a una amenaza o peligro liberando hormonas del estrés, como la adrenalina y el cortisol. Aunque el peligro no sea real, estas hormonas provocan los síntomas físicos de la ansiedad. Una vez que la situación amenazante ha cesado, el cuerpo suele volver a la normalidad.

Pero si padeces un trastorno de ansiedad, estas sensaciones de miedo y peligro pueden ser continuas e interrumpir tu rutina diaria mucho después de que la amenaza haya desaparecido. Pueden hacerle sentir que las cosas son peores de lo que realmente son.

Cuánto puede durar un ataque de pánico

Es natural sentir estrés, ansiedad, pena y preocupación durante y después de una catástrofe. Cada persona reacciona de forma diferente, y sus propios sentimientos cambiarán con el tiempo. Observe y acepte cómo se siente. Cuidar su salud emocional durante una emergencia le ayudará a pensar con claridad y a reaccionar ante las necesidades urgentes para protegerse a sí mismo y a su familia. El autocuidado durante una emergencia le ayudará a curarse a largo plazo.

Las personas con enfermedades mentales preexistentes deben continuar con sus planes de tratamiento durante una emergencia y vigilar cualquier nuevo síntoma. Puede encontrar información adicional en el sitio web de la Administración de Servicios de Salud Mental y Abuso de Sustancias (SAMHSA-icono externo).

Es natural sentir estrés, ansiedad, pena y preocupación durante y después de un desastre. Cada persona reacciona de forma diferente, y sus propios sentimientos cambiarán con el tiempo. Observe y acepte cómo se siente. Cuidar su salud emocional durante una emergencia le ayudará a pensar con claridad y a reaccionar ante las necesidades urgentes para protegerse a sí mismo y a su familia. El autocuidado durante una emergencia le ayudará a curarse a largo plazo.

La ansiedad en la crisis

Un ataque de pánico, definido por la Asociación Americana de Psicología como «una oleada repentina de miedo abrumador que llega sin previo aviso y sin ninguna razón obvia», puede afectar a cualquiera en cualquier momento, incluso en el trabajo. Las sensaciones y los síntomas físicos (como la falta de aire y la opresión en el pecho) son muy reales y pueden dar mucho miedo. Los ataques de pánico no le matarán, pero dependiendo de su gravedad y frecuencia, pueden tener un impacto significativo en su calidad de vida en todos los ámbitos, incluido el laboral. Los síntomas de los ataques de pánico, a menudo desencadenados por situaciones estresantes, suelen remitir cuando se acaba el estrés. Los desencadenantes más comunes en el trabajo son hablar en público, un conflicto, una reunión importante, una transición importante como un ascenso o un gran proyecto, o un acontecimiento social relacionado con el trabajo, como una reunión con un cliente clave o unas copas después del trabajo. La autora ofrece consejos para gestionar los síntomas y evitar que se apoderen de la jornada laboral, así como para apoyar a un compañero que pueda estar experimentando uno.

Cómo detener un ataque de ansiedad

Un ataque de nervios se produce cuando el estrés se acumula hasta un nivel al que ya no se puede hacer frente y conduce a una crisis de salud mental. Después de buscar tratamiento profesional, puedes empezar a rehacer tu vida aprendiendo y utilizando estrategias más saludables para afrontar el estrés y apoyándote en tus amigos y familiares para obtener apoyo social. También debes ser consciente de las señales de advertencia de una crisis nerviosa inminente y utilizar estrategias de alivio del estrés para evitar que se repita

Una crisis nerviosa es una crisis de salud mental más que una condición diagnosticable, pero puede ser igual de grave y puede ser muy aterradora. Si sufres una crisis nerviosa puedes sentir una ansiedad o un miedo extremos, un estrés intenso y como si simplemente no pudieras hacer frente a ninguna de las demandas emocionales que sientes. Esta crisis le dejará incapaz de funcionar con normalidad, de ir al trabajo o a la escuela, de cuidar a los niños o de realizar cualquiera de sus actividades habituales. Los síntomas de una crisis nerviosa pueden incluir angustia emocional, así como efectos físicos, como dolores en el pecho y dificultad para respirar.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad