Saltar al contenido

Como prevenir la ansiedad de comer

mayo 14, 2022
Como prevenir la ansiedad de comer

Suplementos para frenar los antojos de comida

Tener antojos de un sabor favorito -dulce, salado o frito- es una sensación normal, pero cuando se vuelve demasiado frecuente e intensa, hay un problema. Esto puede conducir a un aumento de peso, diabetes, problemas cardíacos, cambios de humor y otras enfermedades crónicas.

Los antojos alimentan un desequilibrio en el cuerpo. El diálogo interior “sólo voy a tomar un bocado” se convierte en comer toda la cesta de pan, toda la bolsa de patatas fritas, el resto de la caja de cereales o la pizza entera. Estos episodios pueden causar estragos en nuestro bienestar físico y emocional.

La buena noticia es que es posible frenar los antojos de comida, sobre todo si el objetivo es perder peso. He aquí algunas de las mejores maneras de empezar a frenar los antojos hoy mismo y cosechar los beneficios generales para la mente y el cuerpo de un estilo de vida más saludable.

Las punzadas de hambre pueden crear un caos mientras estás en una transformación, un plan de nutrición o simplemente tratando de comer lo mejor posible. Puede ser difícil concentrarse en el trabajo, la familia o cualquier otra cosa debido a sus fuertes antojos de comida, así que acostúmbrese a desayunar. Es más fácil prevenir los antojos y las punzadas de hambre que tratarlos, así que desayunar es importante. El desayuno puede ayudarle a controlar los niveles de azúcar en sangre a lo largo del día y evitar que las punzadas de hambre arruinen su dieta. Toma un desayuno completo que combine carbohidratos, proteínas y grasas saludables en una sola comida. Prueba esta Avena de coco y arándanos para el desayuno.

No puedo dejar de comer cosas poco saludables

Todos los contenidos presentados se ofrecen únicamente con fines informativos y educativos, y no pretenden aproximarse o sustituir el consejo, el diagnóstico o el tratamiento médico profesional.    Busque siempre el consejo de su médico o de otro proveedor de atención sanitaria cualificado para cualquier pregunta que pueda tener sobre una condición médica. Nunca ignore o retrase la búsqueda de asesoramiento médico profesional por algo que haya leído en el contenido del sitio web.  Si cree que puede tener una emergencia médica, llame al 911 inmediatamente.

Cómo frenar los antojos cuando se hace dieta

Los artículos de Verywell Fit son revisados por médicos certificados y profesionales de la salud especializados en nutrición y ejercicio. Los revisores médicos confirman que el contenido es exhaustivo y preciso, y que refleja las últimas investigaciones basadas en la evidencia. El contenido se revisa antes de su publicación y en caso de actualizaciones sustanciales. Más información.

Por supuesto, es ideal cuando se te antojan manzanas, arándanos o judías verdes porque son bajas en calorías y buenas para ti. El problema es cuando sientes que necesitas algo dulce, salado o con alto contenido de grasa para estar satisfecho. A veces, incluso puedes tener antojo de las tres cosas a la vez.

Puedes luchar contra los antojos de comida basura o ceder a la tentación. Está perfectamente bien permitirse un capricho de vez en cuando, sobre todo si eliges porciones pequeñas que te permitan mantenerte dentro de tus necesidades calóricas del día. Pero cuando los antojos de comida basura se convierten en atracones, corres el riesgo de ganar peso y de abusar de alimentos que no son muy buenos para ti. Aquí tienes algunos consejos útiles para ayudar a frenar tus antojos de comida basura.

Cómo frenar los antojos de comida cuando no se tiene hambre

La mayoría de nosotros ha experimentado alguna vez un intenso deseo de comer un determinado alimento, a ser posible de inmediato. Lo más probable es que ese alimento sea azucarado, salado o graso, o las tres cosas a la vez. Es posible que te sientas cada vez más excitado al imaginar cómo sabrá y cómo te sentirás al comerlo. Quizá la última vez que comiste fue hace varias horas, o quizá todavía estás digiriendo tu última comida. Estos impulsos se denominan antojos, que pueden surgir en cualquier momento, y no siempre están alimentados por la sensación de hambre.

Normalmente, cuando se come, se liberan hormonas del apetito. Por ejemplo, el péptido similar al glucagón y la colecistoquinina, procedentes del tubo digestivo, y la leptina, procedente de las células grasas, que provocan sensación de saciedad y se comunican con el cerebro para que deje de comer. Por otro lado, si el cuerpo no ha recibido alimentos durante varias horas, el estómago libera grelina para señalar el hambre. Comer alimentos hipercalóricos con demasiada frecuencia puede interferir en el modo en que el cerebro procesa estas señales hormonales, de modo que uno puede sentir antojos continuos a pesar de haber comido lo suficiente. [1] Los estudios con animales han demostrado que las señales cerebrales pueden alterarse cuando se come una dieta muy alta en azúcares o grasas, lo que puede desencadenar la liberación de hormonas que reducen las emociones estresantes y, por tanto, provocar un deseo habitual de estos alimentos “reconfortantes”. [2] Curiosamente, los estudios en humanos también han encontrado asociaciones con fuertes antojos y alimentos y bebidas endulzados artificialmente (es decir, refrescos de dieta), ya que su sabor intensamente dulce puede producir los mismos efectos gratificantes que el azúcar. [3]

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad