Saltar al contenido

Sensacion de ansiedad repentina

mayo 13, 2022
Sensacion de ansiedad repentina

Definición de ansiedad

Una encuesta de 2020 publicada por la Asociación Americana de Psiquiatría (APA) revela que “el 62% de los estadounidenses se sienten más ansiosos que en 2019”, dice Tonya Crombie, Ph.D., autora de Stop Worrying About Your Anxious Child. “Eso marca un aumento considerable con respecto a las encuestas de la APA de los [tres años anteriores], en las que el número ha oscilado entre el 32% y el 39%”.

“Si tenemos en cuenta los importantes factores de estrés provocados por una pandemia mundial, la incertidumbre económica, el malestar social y las amargas divisiones políticas, es completamente comprensible que haya tantas personas que se sientan más ansiosas que nunca”, afirma Crombie.

La aparición repentina de la ansiedad puede ser provocada por una gran cantidad de cosas -desde un acontecimiento importante, como una muerte en la familia, hasta factores de estrés cotidianos, como el trabajo o las preocupaciones presupuestarias-, pero a veces puede ser causada por nada en absoluto, o incluso por cuestiones de las que no se es consciente.

“Nuestros cerebros están diseñados para vigilar el peligro y avisarnos cuando aparecen estas señales”, dice Karin Kassab, MA, psicóloga y directora general de Clarity Counseling Center. “Aunque a veces lo parezca, la ansiedad no es tu enemigo. Es tu cerebro tratando de mantenerte a salvo. Piensa en tu ansiedad como un sistema de seguridad demasiado sensible”.

Trastorno de ansiedad

Todo el mundo se pone ansioso de vez en cuando y, por lo general, la causa es fácil de señalar, ya sea un trabajo estresante, una relación tensa o preocupaciones económicas. (Pero a veces la ansiedad puede ser una señal de advertencia de un problema médico subyacente.

“Una sensación repentina e inexplicable de ansiedad puede ser una señal de que algo anda mal en el cuerpo”, dice la doctora Sarah Saaman, cardióloga de Plano, Texas, y autora de Best Practices for a Healthy Heart.  Si bien es posible que sufra un trastorno de ansiedad (que es grave por sí mismo), sus síntomas también podrían estar ocultando otra dolencia: Los investigadores han publicado recientemente una “lista parcial” de casi 50 enfermedades que pueden presentarse como ansiedad.

“Puede que no sea el síntoma principal de un paciente, pero la ansiedad puede ser una pista importante”, dice la doctora Donnica Moore, experta en salud femenina de Chester, Nueva Jersey. Aquí tienes la primicia de cinco afecciones en las que la ansiedad puede actuar como un aviso, pero no dejes que esto se sume a tu ansiedad. Es muy posible que simplemente tengas ansiedad crónica y nada más, pero puede valer la pena que te hagas pruebas para detectar estos problemas por si acaso.

Síntomas físicos de la ansiedad

Todos hemos sentido ansiedad -el nerviosismo antes de una cita, un examen, una competición, una presentación-, pero ¿qué es exactamente? La ansiedad es la forma que tiene nuestro cuerpo de prepararse para afrontar un reto. Nuestro corazón bombea más sangre y oxígeno para que estemos preparados para la acción. Estamos alerta y realizamos las tareas físicas y emocionales con mayor eficacia. (Véase también Ansiedad ante los exámenes para obtener consejos sobre cómo afrontarlos).

Es normal sentirse ansioso cuando nuestra seguridad, salud o felicidad se ven amenazadas; sin embargo, a veces la ansiedad puede llegar a ser abrumadora y perturbadora e incluso puede ocurrir sin ninguna razón identificable. Los ataques excesivos y duraderos de preocupación pueden reflejar un trastorno de ansiedad.

Cualquiera puede experimentar estos síntomas en momentos de estrés. Sin embargo, los individuos con trastornos de ansiedad pueden experimentarlos en ausencia de estrés, con síntomas más graves y/o con varios síntomas que aparecen juntos.

El Trastorno de Ansiedad Generalizada (TAG) se caracteriza por una preocupación y tensión crónicas y exageradas, mucho más que la ansiedad típica que la mayoría de la gente experimenta en su vida diaria. Las personas pueden presentar temblores, espasmos, tensión muscular, náuseas, irritabilidad, falta de concentración, depresión, fatiga, dolores de cabeza, mareos, falta de aire o sofocos.

Síntomas de ansiedad

Los artículos de Verywell Mind son revisados por médicos certificados y profesionales de la salud mental. Los revisores médicos confirman que el contenido es exhaustivo y preciso, y que refleja las últimas investigaciones basadas en la evidencia. El contenido se revisa antes de su publicación y en caso de actualizaciones sustanciales. Más información.

Es posible que oiga utilizar indistintamente los términos “ataque de ansiedad” y “ataque de pánico”, lo cual es comprensible dado que comparten algunos síntomas comunes. Sin embargo, en la práctica, el pánico y la ansiedad tienen características diferentes, y los profesionales de la salud conductual utilizan estos términos para referirse a síntomas y trastornos específicos.

Los ataques de pánico son una oleada abrupta de miedo o malestar intenso acompañada de otros síntomas físicos y mentales. La ansiedad, en cambio, forma parte de las respuestas emocionales y de protección que el cuerpo humano tiene programadas. Es cuando la ansiedad es excesiva o se interpone en la vida cotidiana cuando hay motivo de preocupación.

Los profesionales que tratan las enfermedades mentales basan el diagnóstico en los criterios del Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (5ª edición), conocido como DSM-5. Aunque la ansiedad y los ataques de pánico pueden parecer similares, las diferencias señaladas en el DSM ayudan a identificarlos y distinguirlos. Las definiciones y los criterios de diagnóstico del DSM-5 sirven de guía al profesional sanitario para realizar un diagnóstico y clasificar su enfermedad.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad