Saltar al contenido

Esclerosis multiple y ansiedad

mayo 13, 2022
Esclerosis multiple y ansiedad

La EM y el deterioro mental

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad inflamatoria crónica autoinmune del sistema nervioso central que provoca desmielinización sin una etiología conocida [1] La desmielinización del sistema nervioso central puede provocar alteraciones sensoriales y motoras en función de la localización de las lesiones en el cerebro y la médula espinal [2]. [2] Además, los pacientes presentan síntomas como astenia, alteraciones gastrointestinales y de la vejiga, anomalías de la visión, disfunción sexual y trastornos neuropsiquiátricos [3-5].

Los síntomas neuropsiquiátricos son frecuentes en los pacientes con EM, y tienen importantes implicaciones en el funcionamiento y la calidad de vida. Los principales trastornos psiquiátricos en pacientes con EM son la depresión y la ansiedad, lo que los convierte en un tema prevalente en la literatura, en contraste con los trastornos de ansiedad específicos en pacientes con EM, de los que se tienen datos restringidos [6,7].

La depresión y la ansiedad son comunes en la población general. La presencia de ambos trastornos psiquiátricos con otras comorbilidades se asocia a peores resultados en pacientes con enfermedades crónicas degenerativas. El trastorno de ansiedad social (TAS) es un trastorno incapacitante en el que los pacientes sufren una morbilidad considerable que a menudo precede al desarrollo de otros trastornos psiquiátricos. El desarrollo de comorbilidad aumenta la gravedad del trastorno, incrementa el riesgo de intentos de suicidio y aumenta la carga global de la enfermedad tanto para el paciente (mayor discapacidad) como para el servicio sanitario (mayor uso de los servicios médicos) [8]. Se conoce poco sobre la prevalencia de este trastorno psiquiátrico en la EM y el efecto que tiene sobre la enfermedad. Nuestra hipótesis es que los pacientes ecuatorianos con EM tendrían mayor riesgo de presentar TAS junto con otras comorbilidades psiquiátricas debido a la variedad de síntomas (cambios en la sensibilidad, problemas visuales, debilidad muscular, depresión, dificultades con la coordinación y el habla, fatiga severa, deterioro cognitivo, etc.) que pueden causar deterioro de la movilidad y discapacidad a lo largo de los años.

Ansiedad o ms reddit

La ansiedad es un problema común en la esclerosis múltiple. La ansiedad se gestiona aprendiendo a reconocer y afrontar los pensamientos ansiosos. La ansiedad es un sentimiento de preocupación o malestar. Todo el mundo se siente ansioso en algún momento, aunque estos sentimientos suelen ser de corta duración y no afectan a la vida cotidiana. La ansiedad se convierte en un problema cuando empieza a afectar a la salud y al disfrute de la vida.

Vivir con EM puede generar sentimientos de pérdida, incertidumbre y frustración que, comprensiblemente, pueden hacer que te sientas ansioso. Los cambios neurológicos que la EM produce en el cerebro también pueden provocar sentimientos de ansiedad y bajo estado de ánimo.

Los sentimientos de ansiedad pueden resultar abrumadores y es posible que sientas que no sabes por dónde empezar. Intentar identificar los pensamientos específicos que le causan preocupación puede ser útil. También puedes aprender a reconocer los pensamientos recurrentes, irracionales o inútiles y practicar para ignorarlos. Puedes llevar un diario para anotar las cosas que te preocupan. Puede ayudar a dividir los problemas más grandes que parecen abrumadores en retos más pequeños y manejables.

La Sra. y la sensación de agobio

Puedo señalar el momento exacto y crucial en el que la ansiedad se convirtió en un problema grave para mí. Era un día normal de diciembre y yo era una estudiante universitaria que se inscribía en las clases del siguiente semestre. Estaba en la universidad antes de que existiera Internet, así que tenía que ir al sótano de un viejo edificio del campus para elegir mis cursos. Recuerdo haber revisado hojas de papel pegadas a una pared de bloques de hormigón y sentirme bien. Claro, estaba cansado de estudiar hasta altas horas de la noche y afuera empezaba a hacer frío, pero estaba bien. Y entonces, un segundo después, ya no lo estaba.

El corazón se me aceleró, empecé a sudar y a respirar rápidamente, sin poder recuperar el aliento. De repente, las palabras de la pared que tenía delante empezaron a deformarse. Había manchas grises delante de mis ojos y me invadió un terror abrumador de que iba a morir porque algo en mi cuerpo se había estropeado de repente. Lo que estaba ocurriendo, ahora lo sé, era un ataque de pánico.

Según el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, los ataques de pánico suelen alcanzar su punto álgido 10 minutos después de empezar. Pero mi primera experiencia de ataque de pánico dio paso a un mes en el que me sentí aterrorizada -el corazón acelerado, la falta de aliento- casi constantemente. El terror me inmovilizó tanto que me tumbé en el sofá de mis padres y apenas me levanté durante cuatro semanas. Cuando me levanté, fue para que mis padres me llevaran al médico, que me examinó, me hizo unos análisis de sangre y un electrocardiograma. Me diagnosticaron un prolapso de la válvula mitral, que es una anomalía de la válvula del corazón y una enfermedad generalmente benigna. Ese fue el final de esa línea de exploración.

Ansiedad u hormigueo de ms

La depresión puede aparecer hasta en el 50 por ciento de los pacientes con EM y es tres veces más frecuente que en la población general. Hasta el 40 por ciento de los compañeros de apoyo, como los cuidadores y los cónyuges, también pueden sufrir depresión en algún momento de su vida. Los cambios en las funciones domésticas y las preocupaciones económicas, así como la depresión y los síntomas cognitivos de la persona con EM, son factores que pueden contribuir a la angustia de los cuidadores.

La depresión fue identificada en relación con la esclerosis múltiple en la década de 1870 por el neurólogo francés Jean-Martin Charcot. Sin embargo, no ha sido estudiada ni abordada seriamente por los médicos hasta las últimas décadas. A pesar de que se conoce mejor el impacto de la depresión, sigue siendo frecuentemente infradiagnosticada e infratratada en personas con EM.

«Es fácil asumir que las personas con una enfermedad crónica como la EM se deprimirán inevitablemente», dice Beier. Esta suposición incorrecta se basa en la idea de que la depresión es una reacción a la EM. Aunque esto es posible, investigaciones recientes han descubierto que la depresión también puede ser un síntoma.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad