Saltar al contenido

Medicina para el estres y la ansiedad

mayo 12, 2022
Medicina para el estres y la ansiedad

Pros y contras de la medicación para la ansiedad

Las benzodiacepinas son un grupo de medicamentos que pueden ayudar a reducir la ansiedad y facilitar el sueño. También se utilizan como relajantes musculares, para inducir la sedación en intervenciones quirúrgicas y otros procedimientos médicos, y en el tratamiento de las convulsiones y la abstinencia de alcohol. Las benzodiacepinas también se denominan tranquilizantes menores, sedantes o hipnóticos. Son los fármacos psicoactivos más recetados en el mundo.

Varios tipos de ejercicio, como caminar, correr, hacer yoga o tai chi, pueden ayudar, al igual que reducir el estrés en su vida y dedicar tiempo a actividades relajantes como la meditación, la lectura de un libro o un baño caliente. Hablar con un amigo, un familiar o un terapeuta de confianza y resolver los problemas que le preocupan también puede ayudar. Siempre que sea posible, deben probarse primero estos enfoques, antes de las benzodiacepinas. Sin embargo, cuando los enfoques no farmacológicos no son posibles o no ayudan, las benzodiacepinas pueden proporcionar alivio.

Cuando se utilizan adecuadamente, las benzodiacepinas son medicamentos seguros y eficaces. Sin embargo, tienen un potencial de abuso y pueden ser adictivas. Por este motivo, normalmente sólo se recomiendan para un uso a corto plazo u ocasional.

¿Se puede curar la ansiedad?

Estado emocional desagradable que consiste en respuestas psicofisiológicas a la anticipación de un peligro irreal o imaginario, aparentemente resultante de un conflicto intrapsíquico no reconocido.Los concomitantes fisiológicos incluyen el aumento de la frecuencia cardíaca, la alteración de la frecuencia respiratoria, la sudoración, el temblor, la debilidad y la fatiga, los concomitantes psicológicos incluyen sentimientos de peligro inminente, impotencia, aprensión y tensión.

Una autorización de uso de emergencia (EUA) permite a la FDA autorizar productos médicos no aprobados o usos no aprobados de productos médicos aprobados para ser utilizados en una emergencia de salud pública declarada cuando no hay alternativas adecuadas, aprobadas y disponibles.

Los estudios de reproducción animal han mostrado un efecto adverso en el feto y no hay estudios adecuados y bien controlados en humanos, pero los beneficios potenciales pueden justificar el uso en mujeres embarazadas a pesar de los riesgos potenciales.

Existen pruebas positivas de riesgo fetal en humanos basadas en datos de reacciones adversas procedentes de la experiencia de investigación o comercialización o de estudios en humanos, pero los beneficios potenciales pueden justificar el uso en mujeres embarazadas a pesar de los riesgos potenciales.

Trastorno de ansiedad generalizada

Las investigaciones demuestran que las terapias psicológicas son la opción de tratamiento más eficaz para las personas con ansiedad. Sin embargo, si los síntomas son graves, algunos tratamientos médicos pueden ser útiles. Medicación antidepresiva Algunos tipos de medicación antidepresiva pueden ayudar a las personas a controlar la ansiedad, incluso si no presentan síntomas de depresión. Las investigaciones indican que cuando las personas padecen un cuadro de ansiedad, se producen cambios específicos en las sustancias químicas de su cerebro: serotonina, noradrenalina y dopamina. Los medicamentos antidepresivos están diseñados para corregir el desequilibrio de los mensajes químicos entre las células nerviosas (neuronas) del cerebro. Conozca las diferentes clases de medicamentos antidepresivos.

Los antidepresivos pueden hacer que te sientas mejor, pero no cambiarán tu personalidad ni te harán sentir feliz todo el tiempo. Al igual que con cualquier otro medicamento, algunas personas experimentarán algunos efectos secundarios, y deben discutir los riesgos y beneficios con su médico. También hay que pedir información sobre los medicamentos para poder tomar una decisión informada.

Lexapro

Las benzodiacepinas son un grupo de medicamentos que pueden ayudar a reducir la ansiedad y facilitar el sueño. También se utilizan como relajantes musculares, para inducir la sedación en intervenciones quirúrgicas y otros procedimientos médicos, y en el tratamiento de las convulsiones y la abstinencia de alcohol. Las benzodiacepinas también se denominan tranquilizantes menores, sedantes o hipnóticos. Son los fármacos psicoactivos más recetados en el mundo.

Varios tipos de ejercicio, como caminar, correr, hacer yoga o tai chi, pueden ayudar, al igual que reducir el estrés en su vida y dedicar tiempo a actividades relajantes como la meditación, la lectura de un libro o un baño caliente. Hablar con un amigo, un familiar o un terapeuta de confianza y resolver los problemas que le preocupan también puede ayudar. Siempre que sea posible, deben probarse primero estos enfoques, antes de las benzodiacepinas. Sin embargo, cuando los enfoques no farmacológicos no son posibles o no ayudan, las benzodiacepinas pueden proporcionar alivio.

Cuando se utilizan adecuadamente, las benzodiacepinas son medicamentos seguros y eficaces. Sin embargo, tienen un potencial de abuso y pueden ser adictivas. Por este motivo, normalmente sólo se recomiendan para un uso a corto plazo u ocasional.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad