Saltar al contenido

Solucionar problemas de ansiedad

mayo 13, 2022
Solucionar problemas de ansiedad

Cómo superar la ansiedad

TratamientoLas decisiones sobre el tratamiento se basan en el grado de afectación del trastorno de ansiedad generalizada en su capacidad para desenvolverse en la vida cotidiana. Los dos tratamientos principales para el trastorno de ansiedad generalizada son la psicoterapia y los medicamentos. Es posible que se beneficie más de una combinación de ambos. Es posible que tenga que probar y equivocarse para descubrir qué tratamientos funcionan mejor para usted.

PsicoterapiaTambién conocida como terapia de conversación o asesoramiento psicológico, la psicoterapia consiste en trabajar con un terapeuta para reducir los síntomas de ansiedad. La terapia cognitivo-conductual es la forma más eficaz de psicoterapia para el trastorno de ansiedad generalizada.

La terapia cognitivo-conductual, que suele ser un tratamiento a corto plazo, se centra en enseñarle habilidades específicas para gestionar directamente sus preocupaciones y ayudarle a retomar gradualmente las actividades que ha evitado debido a la ansiedad. A través de este proceso, los síntomas mejoran a medida que se aprovecha el éxito inicial.

Estilo de vida y remedios caserosAunque la mayoría de las personas con trastornos de ansiedad necesitan psicoterapia o medicamentos para controlar la ansiedad, los cambios en el estilo de vida también pueden marcar la diferencia. Esto es lo que puede hacer:

Trastorno de ansiedad

Cuando estás deprimido o ansioso, los problemas pueden parecer más grandes de lo que realmente son. Lo mejor es dividir las cosas en pequeños pasos. Este enfoque paso a paso para la resolución de problemas establece una nueva forma de superar los retos a los que te enfrentas.  Descárgate nuestro cuaderno de trabajo y complétalo, o sigue los pasos que se indican a continuación.

El primer paso, y el más importante, es entender claramente el problema. Esto es más difícil de lo que parece, pero es la clave del éxito.  Empieza por anotar en tu hoja de trabajo los problemas a los que te enfrentas actualmente. A continuación, elija un problema que crea que puede abordar en las próximas dos semanas. La primera vez, hazlo de forma sencilla y elige algo sobre lo que tengas control, y utiliza estas preguntas para pensar en los detalles del problema:

Por último, es el momento de elaborar un plan para poner en práctica la solución elegida. Tu plan debe permitirte responder a estas preguntas:Una vez que tengas tu plan, es hora de ponerlo en práctica.  Cuando llegues a la fecha prevista, tómate un tiempo para revisar el plan. ¿Qué ha funcionado? ¿Qué no ha funcionado? ¿Por qué ha sucedido eso? Si no has resuelto el problema, utiliza la revisión para perfeccionar el plan. Si lo has resuelto, ¡bien hecho!  Tómate un tiempo para celebrarlo y luego empieza con el siguiente problema de tu lista.

Síntomas físicos de la ansiedad

La ansiedad ocasional es una parte normal de la vida. Muchas personas se preocupan por cosas como la salud, el dinero o los problemas familiares. Pero los trastornos de ansiedad implican algo más que una preocupación o miedo temporal. En el caso de las personas con un trastorno de ansiedad, la ansiedad no desaparece y puede empeorar con el tiempo. Los síntomas pueden interferir en las actividades diarias, como el rendimiento laboral, las tareas escolares y las relaciones.

El trastorno de ansiedad generalizada (TAG) suele implicar una sensación persistente de ansiedad o temor, que puede interferir en la vida diaria. No es lo mismo que preocuparse ocasionalmente por cosas o experimentar ansiedad debido a acontecimientos vitales estresantes. Las personas que padecen un trastorno de ansiedad generalizada experimentan una ansiedad frecuente durante meses, si no años.

Las personas con trastorno de pánico tienen ataques de pánico frecuentes e inesperados. Los ataques de pánico son periodos repentinos de miedo intenso, malestar o sensación de pérdida de control, incluso cuando no hay un peligro o desencadenante claro. No todas las personas que experimentan un ataque de pánico desarrollan un trastorno de pánico.

Las personas con trastorno de pánico a menudo se preocupan por el momento en que se producirá el próximo ataque e intentan activamente prevenir futuros ataques evitando lugares, situaciones o comportamientos que asocian con los ataques de pánico. Los ataques de pánico pueden ocurrir tan frecuentemente como varias veces al día o tan raramente como unas pocas veces al año.

Lucha contra la ansiedad

La recuperación es posible con un tratamiento adecuado, como la terapia de exposición, el entrenamiento de la atención y una serie de técnicas de gestión de la ansiedad que pueden ayudarte a controlar los síntomas. Puedes aprender las siguientes estrategias por ti mismo (utilizando libros o haciendo cursos, por ejemplo) o puedes consultar con un profesional capacitado. Manejo de la ansiedad Algunas de las opciones de manejo de los trastornos de ansiedad son: Aprender sobre la ansiedad El viejo adagio «el conocimiento es poder» se aplica aquí: aprender todo sobre la ansiedad es fundamental para la recuperación. Por ejemplo, la educación incluye el examen de la fisiología de la respuesta de «huir o luchar», que es la forma que tiene el cuerpo de enfrentarse a un peligro inminente. En el caso de las personas con trastornos de ansiedad, esta respuesta se desencadena de forma inapropiada ante situaciones que generalmente son inofensivas. La educación es una forma importante de promover el control de los síntomas. Mindfulness Cuando se siente ansiedad, una persona puede pasar una cantidad significativa de tiempo atrapada en pensamientos que provocan ansiedad. La atención plena nos guía para devolver nuestra atención al momento presente y desengancharnos de los pensamientos que pueden ser inútiles.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad