Saltar al contenido

Se me duermen las manos ansiedad

mayo 12, 2022
Se me duermen las manos ansiedad

Síntomas del músculo de la ansiedad

Todos hemos sentido ansiedad -el nerviosismo antes de una cita, un examen, una competición, una presentación-, pero ¿qué es exactamente? La ansiedad es la forma que tiene nuestro cuerpo de prepararse para afrontar un reto. Nuestro corazón bombea más sangre y oxígeno para que estemos preparados para la acción. Estamos alerta y realizamos las tareas físicas y emocionales con mayor eficacia. (Véase también Ansiedad ante los exámenes para obtener consejos sobre cómo afrontarlos).

Es normal sentirse ansioso cuando nuestra seguridad, salud o felicidad se ven amenazadas; sin embargo, a veces la ansiedad puede llegar a ser abrumadora y perturbadora e incluso puede ocurrir sin ninguna razón identificable. Los ataques excesivos y duraderos de preocupación pueden reflejar un trastorno de ansiedad.

Cualquiera puede experimentar estos síntomas en momentos de estrés. Sin embargo, los individuos con trastornos de ansiedad pueden experimentarlos en ausencia de estrés, con síntomas más graves y/o con varios síntomas que aparecen juntos.

El Trastorno de Ansiedad Generalizada (TAG) se caracteriza por una preocupación y tensión crónicas y exageradas, mucho más que la ansiedad típica que la mayoría de la gente experimenta en su vida diaria. Las personas pueden tener temblores, espasmos, tensión muscular, náuseas, irritabilidad, falta de concentración, depresión, fatiga, dolores de cabeza, mareos, falta de aire o sofocos.

Tensión facial ansiedad

La sensación de hormigueo suele provocar más ansiedad, porque hace que la gente se preocupe de que algo esté mal en su cabeza o en su sistema nervioso. Es una preocupación comprensible, ya que el hormigueo en las manos puede deberse a problemas nerviosos, deficiencias vitamínicas, enfermedades del hígado, etc. Sin embargo, el hormigueo también puede estar causado por la ansiedad.

El hormigueo en las manos puede ser un síntoma de ansiedad aterrador. Algunas personas experimentan un miedo tremendo a que algo vaya mal en su corazón o en su cerebro. Otras se preocupan por causas físicas más leves pero angustiosas, como el síndrome del túnel carpiano, sobre todo si se trabaja en el comercio minorista o con ordenadores o mecanografía.

En primer lugar, es importante recordar que la experiencia del «hormigueo en las manos» puede ser diferente para cada persona. Algunas experimentan sensaciones de pinchazo, «arrastre», picor o incluso entumecimiento. Para algunas personas la sensación se asocia también a dolor en las manos.

Cuanto más afecte el síntoma a su vida, más debe considerar la posibilidad de acudir a un médico. A pesar de la probabilidad de que el hormigueo en las manos esté causado por la ansiedad, sólo un médico puede diagnosticarlo con certeza, y siempre es una buena idea descartar otras afecciones.

Adormecimiento físico

La ansiedad de sueño es un tipo de ansiedad de rendimiento que implica un ciclo de pensamientos ansiosos antes de acostarse, muchos de los cuales implican malestar, nerviosismo y preocupación. Mientras que hay docenas de tareas para ocupar sus funciones cognitivas durante el día, su cerebro a menudo puede luchar para mantenerse ocupado por la noche, recurriendo así a cualquier emoción y pensamiento ansioso.    La ansiedad puede conducir a un ciclo interminable de estrés y mal sueño. Si a menudo experimentas ansiedad nocturna, puede ser difícil saber si tienes problemas para dormir porque estás ansioso o si te sientes ansioso porque no puedes dormir.  Según las investigaciones, el sueño y la ansiedad van de la mano. Tener ansiedad puede causar problemas de sueño y dificultar el sueño, pero la privación del sueño también puede desencadenar la ansiedad. Si no puedes dormir, puede que te dé miedo irte a la cama y despertarte sintiéndote aún más privado de sueño.  Los investigadores de la Universidad de Berkeley sugieren que la falta de sueño puede activar regiones del cerebro que desencadenan una preocupación excesiva, lo que provoca más ansiedad y hace que el sueño sea aún más esquivo

Ansiedad nocturna

Es normal sentirse ansioso, nervioso o preocupado a veces. Quizá te hayas sentido ansioso cuando has tenido que hablar delante de un grupo. O nervioso antes de una prueba o un examen importante. Tal vez te hayas sentido ansioso cuando no estabas seguro de que tu entorno fuera seguro. O te has preocupado cuando un ser querido estaba enfermo.

Los sentimientos de ansiedad pueden ser incómodos, pero sirven para algo. Te advierten de que algo importante para ti está en juego. Con los sentimientos de ansiedad, puedes pensar: «Tengo que hacerlo bien aquí». O: «Esto cuenta, prepárate». O: «Ten cuidado».

La ansiedad pone en marcha la respuesta de lucha o huida del cuerpo. Es una liberación normal de hormonas que te ayuda a reunir la concentración y la energía que necesitas para un reto o una posible amenaza. La respuesta de lucha o huida provoca las sensaciones físicas que pueden producirse con la ansiedad.

Por ejemplo, cuando estás ansioso, puedes sentir «mariposas» en el estómago. O puede tener las palmas de las manos sudorosas o temblorosas. Puede que notes la boca un poco seca. O que tienes la cara un poco caliente. Puede sentir que su respiración o sus latidos se aceleran. Con la ansiedad, es posible que sientas una o varias de estas cosas.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad