Saltar al contenido

Mi pareja me provoca ansiedad

mayo 14, 2022
Mi pareja me provoca ansiedad

Cuando una persona te provoca ansiedad

Cuando una relación nos provoca ansiedad, se nos prepara para creer que la ansiedad de nuestra relación es el problema. Al fin y al cabo, la ansiedad puede estrangular el amor, sofocarlo y destrozarlo, por lo que la mayoría de nosotros cree que las relaciones y la ansiedad no son compatibles.

Si nos sentimos ansiosos, la mayoría de nosotros creemos que debemos controlarnos para no arruinar nuestra relación. No vemos la ansiedad como algo útil, sino como un problema que añade presión a la ansiedad que ya sentimos y, en última instancia, la agrava.

Lo más importante que hay que saber sobre la ansiedad es que no es peligrosa y que no te pasa nada si la sientes. En realidad, la ansiedad puede ser una poderosa ayuda para ti, una herramienta sensible que podemos utilizar para detectar posibles amenazas a las cosas que más nos importan. Lo que hagamos con la ansiedad puede marcar la diferencia entre que sea útil o perjudicial. La ansiedad quiere ser reconocida y comprendida.

Especialmente si tú o tu pareja sois propensos a preocuparos o a comunicaros inadecuadamente, la ansiedad formará parte de vuestra relación, y eso no la convierte necesariamente en algo malo. Sociales por naturaleza, nos atrae poderosamente el amor, anhelamos sentirnos conectados y queremos proteger nuestras conexiones cuando las aseguramos. No es difícil sentirse ansioso cuando no nos sentimos conectados, y también ansioso cuando nos sentimos conectados, anticipando un momento en el que puede que no lo estemos. La ansiedad y las relaciones van de la mano.

Mi marido me hace odiar la vida

El amor es probablemente la emoción más poderosa posible, y cuando empiezas a experimentar ansiedad por ese amor, no es raro que tenga un profundo impacto tanto en tu relación como en tu calidad de vida. La ansiedad en las relaciones es complicada y significa cosas diferentes para cada persona, pero no se puede negar que una vez que la tienes, harás todo lo posible para detenerla.

Hay muchas cosas que pueden causar ansiedad en las relaciones, y a menudo esa ansiedad difiere dependiendo de lo que la haya provocado. Las relaciones abusivas causan ansiedad por razones completamente diferentes a las que desarrollan ansiedad por problemas en la crianza de los hijos. Algunas personas tienen primero ansiedad que se filtra en su relación de otras maneras.

Es un tema tan inmenso que se han escrito libros enteros sobre cómo y por qué algunas personas desarrollan ansiedad en las relaciones y los desafíos que atraviesan. Cuando hablamos de ansiedad en las relaciones, podemos referirnos a cualquiera de los siguientes aspectos:

En algunos casos, la ansiedad puede deberse a otras razones no relacionadas. Algunas personas tienen miedo de que su pareja les deje. Algunas personas experimentan ansiedad porque su pareja es “demasiado” rica, demasiado guapa, demasiado ocupada, demasiado habladora, etc. La pareja (novio, marido, novia, esposa) tiene cualidades que provocan ansiedad.

Mi novio no entiende mi ansiedad

Como nos conocimos en la universidad, no nos pusimos serios en nuestra relación enseguida.    Sin embargo, había algo en él que me hacía saber que, si acabábamos pasando al siguiente nivel, iba a ser una relación muy importante.

Fue la primera persona que pareció aceptarme -incluso las partes de mí que yo consideraba raras e indeseables-, nos reímos juntos, pudimos tener discusiones realmente profundas, teníamos mucho en común y también suficientes diferencias que mantenían las cosas emocionantes.    Él era una buena persona y yo NO quería introducir ninguna dinámica malsana en nuestra relación.    No quería perder a este tipo.

Y déjenme decirles que había experimentado dinámicas poco saludables en relaciones anteriores.    Cuando las relaciones son disfuncionales, cada miembro de la pareja juega un papel.    Y yo conocía bien mi parte: mi ansiedad puede sacar lo mejor de mí.

Tenía (y tengo -aunque ahora se maneja mucho mejor-) ese tipo de ansiedad que puede meterse en el cerebro y hacer que repitas y analices en exceso las interacciones, ese tipo de ansiedad que te dice que tus mayores miedos son verdades, ese tipo de ansiedad que te dice cosas negativas sobre ti mismo hasta que tu corazón late con fuerza y tu pecho se aprieta.    Ese tipo de ansiedad que te dice “¡Necesitas arreglar esto ahora!    TIENES QUE CONSEGUIR RESPUESTAS AHORA”.

Ansiedad por la relación Problemas de confianza

Cuando una relación provoca ansiedad, se nos prepara para creer que la ansiedad de nuestra relación es el problema. Al fin y al cabo, la ansiedad puede estrangular el amor, sofocarlo y destrozarlo, por lo que la mayoría de nosotros cree que las relaciones y la ansiedad no son compatibles.

Si nos sentimos ansiosos, la mayoría de nosotros creemos que tenemos que controlarnos para no arruinar nuestra relación. No vemos la ansiedad como algo útil, sino como un problema que añade presión a la ansiedad que ya sentimos y, en última instancia, la agrava.

Lo más importante que hay que saber sobre la ansiedad es que no es peligrosa y que no te pasa nada si la sientes. En realidad, la ansiedad puede ser una poderosa ayuda para ti, una herramienta sensible que podemos utilizar para detectar posibles amenazas a las cosas que más nos importan. Lo que hagamos con la ansiedad puede marcar la diferencia entre que sea útil o perjudicial. La ansiedad quiere ser reconocida y comprendida.

Especialmente si tú o tu pareja sois propensos a preocuparos o a comunicaros inadecuadamente, la ansiedad formará parte de vuestra relación, y eso no la convierte necesariamente en algo malo. Sociales por naturaleza, nos atrae poderosamente el amor, anhelamos sentirnos conectados y queremos proteger nuestras conexiones cuando las aseguramos. No es difícil sentirse ansioso cuando no nos sentimos conectados, y también ansioso cuando nos sentimos conectados, anticipando un momento en el que puede que no lo estemos. La ansiedad y las relaciones van de la mano.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad