Saltar al contenido

Me sudan los pies por ansiedad

mayo 15, 2022
Me sudan los pies por ansiedad

Sudoración por estrés

Muchos de los síntomas de la ansiedad son frustrantes. La sudoración es especialmente molesta y uno de los síntomas de ansiedad más comunes. Por este motivo, muchas personas que sufren de ansiedad preguntan cómo detener o reducir la sudoración.

La sudoración es en realidad una respuesta natural al estrés relacionada con el sistema de “lucha o huida”, y sirve como una adaptación que en realidad tiene muchas ventajas. El sudor en la piel acabará por evaporarse, enfriando el cuerpo para evitar temperaturas internas elevadas. Por desgracia, la sudoración con ansiedad no es necesaria para enfriar el cuerpo, sino que simplemente provoca un efecto secundario no deseado que la mayoría de los individuos desearían poder detener.

La realidad es que la sudoración nerviosa no sólo es común, sino que es normal. Cuando uno está nervioso, el sistema de “lucha o huida” de su cuerpo se activa, enviando un torrente de hormonas energéticas a su cuerpo que desencadenan un aumento del ritmo cardíaco y del flujo sanguíneo, entre otras cosas.

La sudoración también se activa para ayudar a enfriar el cuerpo de toda esa energía, de lo contrario nos sobrecalentaríamos y posiblemente dañaríamos nuestros músculos, enzimas y otros factores biológicos importantes que no pueden funcionar a temperaturas tan altas.

Ansiedad palmas sudorosas

Por muy molesto que sea, el sudor es una función natural del cuerpo. Ayuda a equilibrar la temperatura de su cuerpo con el ambiente externo. Sin embargo, la sudoración puede producirse sin ninguna razón externa. A veces es provocada por nuestras emociones, como la ansiedad, el nerviosismo o el estrés. Siga leyendo mientras profundizamos en la relación entre la ansiedad y la sudoración.

  Gestion de la ansiedad

La ansiedad y la sudoración suelen producirse al mismo tiempo porque el sistema nervioso es el responsable de dar la señal a las glándulas sudoríparas. A veces, las glándulas sudoríparas se activan cuando uno está ansioso. A la inversa, cuando sudas en exceso, también puedes experimentar ansiedad porque te sientes avergonzado delante de los demás.

Es como la vieja paradoja: “¿Qué fue primero, el huevo o la gallina?”. Pero en este caso, es más bien “¿El sudor causa ansiedad? ¿O es la ansiedad la que provoca el sudor?”. Una de las causas más comunes de la sudoración excesiva es la ansiedad, lo que significa también que la sudoración es un síntoma muy común de la ansiedad.

La ansiedad y la sudoración que se producen al mismo tiempo pueden ser un síntoma del trastorno de ansiedad generalizada. Normalmente, las glándulas sudoríparas reciben señales del sistema nervioso para liberar sudor cuando se encuentra en un entorno con una temperatura o calor elevados. La ansiedad puede hacer que aumente su ritmo cardíaco, lo que a su vez, aumenta su temperatura corporal.

Cómo hacer frente a la sudoración por ansiedad

Muchos de los síntomas de la ansiedad son frustrantes. La sudoración es especialmente molesta y uno de los síntomas de ansiedad más comunes. Por este motivo, muchas personas que sufren de ansiedad preguntan cómo detener o reducir la sudoración.

La sudoración es en realidad una respuesta natural al estrés relacionada con el sistema de “lucha o huida”, y sirve como una adaptación que en realidad tiene muchas ventajas. El sudor en la piel acabará por evaporarse, enfriando el cuerpo para evitar temperaturas internas elevadas. Por desgracia, la sudoración con ansiedad no es necesaria para enfriar el cuerpo, sino que simplemente provoca un efecto secundario no deseado que la mayoría de los individuos desearían poder detener.

  Como se manifiesta la ansiedad

La realidad es que la sudoración nerviosa no sólo es común, sino que es normal. Cuando uno está nervioso, el sistema de “lucha o huida” de su cuerpo se activa, enviando un torrente de hormonas energéticas a su cuerpo que desencadenan un aumento del ritmo cardíaco y del flujo sanguíneo, entre otras cosas.

La sudoración también se activa para ayudar a enfriar el cuerpo de toda esa energía, de lo contrario nos sobrecalentaríamos y posiblemente dañaríamos nuestros músculos, enzimas y otros factores biológicos importantes que no pueden funcionar a temperaturas tan altas.

Tratamiento de la ansiedad por hiperhidrosis

La sudoración no suele suponer una amenaza grave para la salud, pero puede resultar embarazosa y angustiosa. También puede tener un impacto negativo en su calidad de vida y puede provocar sentimientos de depresión y ansiedad.

No existen directrices para determinar lo que es una sudoración “normal”, pero si siente que suda demasiado y su sudoración ha empezado a interferir en su vida diaria, puede que tenga hiperhidrosis.

Si esto no ayuda, es posible que le aconsejen que pruebe tratamientos como la iontoforesis (la zona afectada se trata con una corriente eléctrica débil que se pasa a través del agua o de una compresa húmeda), inyecciones de toxina botulínica e incluso la cirugía en algunos casos.

Aunque no está claro por qué se desarrolla, se cree que es el resultado de un problema con una parte del sistema nervioso llamada sistema nervioso simpático, y es posible que sus genes también desempeñen un papel.

El sistema nervioso simpático controla la mayoría de las funciones corporales que no requieren un pensamiento consciente, como el movimiento de los alimentos a través del cuerpo y el movimiento de la orina fuera de los riñones hacia la vejiga.

  Porque tengo ansiedad por las noches
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad