Saltar al contenido

Enfermedades parecidas a la ansiedad

mayo 16, 2022
Enfermedades parecidas a la ansiedad

Diferentes tipos de ansiedad

La ansiedad ocasional es una parte normal de la vida. Muchas personas se preocupan por cosas como la salud, el dinero o los problemas familiares. Pero los trastornos de ansiedad implican algo más que una preocupación o un miedo temporales. En el caso de las personas con un trastorno de ansiedad, la ansiedad no desaparece y puede empeorar con el tiempo. Los síntomas pueden interferir en las actividades diarias, como el rendimiento laboral, las tareas escolares y las relaciones.

El trastorno de ansiedad generalizada (TAG) suele implicar una sensación persistente de ansiedad o temor, que puede interferir en la vida diaria. No es lo mismo que preocuparse ocasionalmente por cosas o experimentar ansiedad debido a acontecimientos vitales estresantes. Las personas que padecen un trastorno de ansiedad generalizada experimentan una ansiedad frecuente durante meses, si no años.

Las personas con trastorno de pánico tienen ataques de pánico frecuentes e inesperados. Los ataques de pánico son periodos repentinos de miedo intenso, malestar o sensación de pérdida de control, incluso cuando no hay un peligro o desencadenante claro. No todas las personas que experimentan un ataque de pánico desarrollan un trastorno de pánico.

Las personas con trastorno de pánico a menudo se preocupan por el momento en que se producirá el próximo ataque e intentan activamente prevenir futuros ataques evitando lugares, situaciones o comportamientos que asocian con los ataques de pánico. Los ataques de pánico pueden ocurrir tan frecuentemente como varias veces al día o tan raramente como unas pocas veces al año.

  Flores de bach para la ansiedad y obesidad

Síntomas de un ataque de ansiedad

Se puede diagnosticar un trastorno de pánico si los ataques de pánico son frecuentes y si existe un miedo fuerte y persistente a que se produzca otro ataque. Los trastornos de ansiedad pueden tener efectos graves Un trastorno de ansiedad puede conducir al aislamiento social y a la depresión clínica, y puede perjudicar la capacidad de una persona para trabajar, estudiar y realizar actividades rutinarias. También puede perjudicar las relaciones con los amigos, la familia y los compañeros. Es frecuente que la depresión y la ansiedad se den al mismo tiempo. La depresión puede ser una enfermedad grave con un alto riesgo de autolesión y suicidio. La recuperación es posible con tratamiento La recuperación de un trastorno de ansiedad es posible con el tratamiento y el apoyo adecuados. Los tratamientos eficaces para los trastornos de ansiedad pueden incluir: Dónde obtener ayuda

Descargo de responsabilidad sobre el contenido El contenido de este sitio web se proporciona únicamente con fines informativos. La información sobre una terapia, un servicio, un producto o un tratamiento no respalda en modo alguno dicha terapia, servicio, producto o tratamiento, y no pretende sustituir el consejo de su médico u otro profesional sanitario registrado. La información y los materiales contenidos en este sitio web no pretenden constituir una guía completa sobre todos los aspectos de la terapia, el producto o el tratamiento descritos en el sitio web. Se insta a todos los usuarios a que busquen siempre el asesoramiento de un profesional de la salud registrado para obtener un diagnóstico y respuestas a sus preguntas médicas y para determinar si la terapia, el servicio, el producto o el tratamiento concretos descritos en el sitio web son adecuados en sus circunstancias. El Estado de Victoria y el Departamento de Salud no asumirán ninguna responsabilidad por la confianza depositada por cualquier usuario en los materiales contenidos en este sitio web.

  Ansiedad por la comida remedios

Ataque de ansiedad

Muchas personas con ansiedad experimentan síntomas de más de un tipo de condición de ansiedad, y pueden experimentar también depresión. Es importante buscar apoyo a tiempo si está experimentando ansiedad. Es posible que los síntomas no desaparezcan por sí solos y, si no se tratan, pueden empezar a dominar su vida.

Una persona siente mucho miedo ante un objeto o una situación concreta y puede hacer todo lo posible por evitarlo, por ejemplo, ponerse una inyección o viajar en avión. Hay muchos tipos diferentes de fobias.

Una persona tiene ataques de pánico, que son sentimientos intensos, abrumadores y a menudo incontrolables de ansiedad combinados con una serie de síntomas físicos. Una persona que sufre un ataque de pánico puede experimentar dificultad para respirar, dolor en el pecho, mareos y sudoración excesiva. A veces, las personas que sufren un ataque de pánico creen que están sufriendo un ataque al corazón o que están a punto de morir. Si una persona tiene ataques de pánico recurrentes o teme persistentemente tener uno durante más de un mes, se dice que tiene un trastorno de pánico.

Trastorno de ansiedad

“Según mi opinión y mi experiencia clínica personal, los trastornos de ansiedad pueden desempeñar un papel importante en las enfermedades del corazón”, dice McCann. “Creo que una mirada realmente cuidadosa a la ansiedad revelaría las formas en que puede impactar gravemente en la enfermedad cardíaca, tanto como factor contribuyente como obstáculo en la recuperación”.

Cuando alguien está ansioso, su cuerpo reacciona de forma que puede suponer un esfuerzo adicional para su corazón. Los síntomas físicos de la ansiedad pueden ser especialmente perjudiciales para las personas con enfermedades cardíacas.

  Arritmia por estres y ansiedad

Los trastornos de ansiedad conllevan un alto grado de miedo e incertidumbre. Cuando este miedo y esta certeza impiden que el paciente con un ataque al corazón o una enfermedad cardíaca siga los consejos y el plan de tratamiento de su cardiólogo, puede tener un gran impacto en la recuperación. La ansiedad puede interferir:

Los ataques de pánico y los infartos de miocardio pueden compartir síntomas similares, si no idénticos. Cualquier persona que sufra un dolor torácico repentino e intenso -tanto si recibe tratamiento para el trastorno de ansiedad como si no- debe acudir a urgencias. El médico analizará la sangre del paciente en busca de enzimas específicas del músculo cardíaco. Si no se encuentra ninguna, normalmente no se trata de un infarto.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad