Saltar al contenido

Metodos de respiracion para la ansiedad

mayo 13, 2022
Metodos de respiracion para la ansiedad

Ejercicios para la ansiedad

¿Alguna vez te has encontrado rumiando sin cesar sobre algo del pasado o del futuro, lo que te lleva a sentirte tenso, nervioso, aprensivo o estresado? Si es así, es posible que haya sufrido ansiedad.

La ansiedad es una parte normal de la vida. Es el sistema de alarma de nuestro cerebro que nos ayuda a identificar las cosas de nuestro entorno que creemos que pueden suponer un riesgo para nuestra salud y bienestar. La aparición de una enfermedad aguda o crónica, por ejemplo, puede desencadenar nuestra ansiedad, haciéndonos sentir inseguros y temerosos. Esta preocupación perpetua puede afectar a nuestra forma de sentir, de pensar y de comportarnos.

La mente puede empezar a divagar durante el proceso. Si surgen distracciones (pensamientos sobre la cena de esta noche o esos correos electrónicos del trabajo sin leer), simplemente observa la intrusión y déjala pasar. Vuelve a centrar tu atención en el ejercicio y continúa con él.

La respiración cuadrada ayuda a regular la cantidad de oxígeno y dióxido de carbono en nuestro cuerpo, que a menudo puede estar desequilibrada cuando hay ansiedad. La respiración cuadrada consiste en inspirar, retener la respiración, exhalar y retenerla de nuevo, todo ello durante cuatro cuentas cada una.

Ejercicios de respiración en Youtube

«Cuando estás estresado o ansioso, tu respiración tiende a ser irregular y superficial», dice Kristoffer Rhoads, un neuropsicólogo clínico que trata a los pacientes en el UW Medicine Memory & Brain Wellness Center del Harborview Medical Center. «La cavidad torácica sólo puede expandirse y contraerse hasta cierto punto, lo que dificulta la entrada de más aire».

La respiración profunda (a veces llamada respiración diafragmática) es una práctica que permite que fluya más aire en el cuerpo y puede ayudar a calmar los nervios, reduciendo el estrés y la ansiedad. También puede ayudarte a mejorar tu capacidad de atención y a reducir los niveles de dolor.

La respiración no sólo forma parte de la respuesta al estrés de tu cuerpo, sino que es la clave para ello. De hecho, puedes inducir un estado de ansiedad o pánico en alguien simplemente haciéndole respirar de forma superficial y corta desde el pecho, dice Rhoads.  (Probablemente hayas oído hablar de esto como hiperventilación).

Esto significa que la respiración profunda intencionada puede calmar físicamente tu cuerpo si te sientes estresado o ansioso.  Puede ser útil para hacer frente a la ansiedad cotidiana, así como a problemas más generalizados, como el trastorno de ansiedad generalizada.

Ejercicio de respiración

Los artículos de Verywell Health son revisados por médicos certificados y profesionales de la salud. Estos revisores médicos confirman que el contenido es exhaustivo y preciso, y que refleja las últimas investigaciones basadas en la evidencia. El contenido se revisa antes de su publicación y en caso de actualizaciones sustanciales. Más información.

Las técnicas de respiración se utilizan a menudo para ayudar a las personas a lidiar con el estrés o evitar un ataque de pánico. Pueden ser importantes porque las personas que sufren ataques de ansiedad tienden a respirar de forma rápida y superficial desde el pecho. Este patrón puede alterar los niveles de oxígeno y dióxido de carbono que normalmente se mantienen en equilibrio al respirar.

Durante un ataque de pánico, las respiraciones rápidas pueden provocar un ritmo cardíaco más rápido, mareos, tensión muscular y otros síntomas. Estos síntomas pueden, a su vez, contribuir a aumentar la ansiedad. Esta respiración torácica (del pecho) difiere de las respiraciones profundas y uniformes que se observan en la respiración diafragmática, un patrón abdominal que se produce cuando las personas están relajadas o duermen.

Hay una forma sencilla de aprender tu propio patrón de respiración. Coloca una mano en la parte superior del abdomen, cerca de la cintura, y la otra en el centro del pecho.  Si estás respirando correctamente, la mano sobre el abdomen debería subir y bajar con cada respiración. Esto es la respiración diafragmática. Si el pecho se eleva, se trata de una respiración torácica.

478 respiración

¿Cómo ayudan los ejercicios de respiración a aliviar la ansiedad? En resumen, los ejercicios de respiración pueden ayudar a reducir los niveles generales de estrés y ansiedad y evitar que se disparen. La clave es practicarlos con regularidad, no sólo cuando se experimenta un momento de ansiedad, dice Goldman. «Suelo recomendar a mis clientes que practiquen un par de veces al día, por ejemplo, a primera hora de la mañana y justo antes de acostarse», dice, y que hagan tantas respiraciones como necesiten para sentirse más tranquilos. Eso supone una media de entre tres y cuatro respiraciones, según Goldman.

7. Respiración con mantrasSi tienes problemas con los ejercicios de respiración tradicionales para volver a centrarte, a veces puede ser útil añadir algunas palabras para llevar el punto de relajación a casa y atraer tu atención a la respiración, dice Goldman. 8. Aliento de fuego¿Has sufrido ese bajón de las cuatro de la tarde y necesitas un chute de energía para aguantar el resto del día? Entonces esta es perfecta para ti, dice el doctor Patrick K. Porter, experto en mindfulness y creador de BrainTap. Sentirse cansado pero necesitar seguir con el día puede ser a menudo una fuente de estrés y ansiedad, y esta técnica vigorizante puede recargar tu batería lo suficiente como para aguantar el día. 9. Respiración con los dedosGoldman recomienda este ejercicio para cualquiera que sienta que no puede salir de su propia cabeza y le cuesta estar presente. Reúne todos los sentidos y es una experiencia más completa que las demás, que se centran principalmente en la respiración.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad