Saltar al contenido

Baja laboral por ansiedad y depresion

mayo 16, 2022
Baja laboral por ansiedad y depresion

Los 5 principales desencadenantes del estrés en el trabajo

Todo el mundo sabe que, si tienes gripe, debes quedarte en casa para recuperarte y no contagiar a tus compañeros y amigos. También está claro que dar a luz requiere ausentarse del trabajo. ¿Pero qué pasa con el estrés? ¿Se puede realmente tomar una “baja por estrés” en el trabajo?

Sí se puede, y a veces tomar una baja por estrés es lo más adecuado. Puede que no veas tu situación estrictamente como una necesidad de una baja por “estrés”, pero sí como una experiencia de agotamiento, ansiedad o depresión. Debes solicitar una excedencia por cualquiera de estos motivos de forma similar. A continuación te explicamos cómo debes plantear la solicitud de una baja laboral por estrés.

Dirígete a tu departamento de Recursos Humanos y hazles saber que te gustaría tomar una ausencia aprobada por la FMLA para una licencia por estrés. Ellos te proporcionarán la documentación necesaria que debes llevar a tu médico. No basta con decir que está demasiado estresado para trabajar: su médico tendrá que recomendarle que se tome una baja por estrés.

Cuando hables con tu médico, es importante que seas sincero y no minimices tus síntomas. No puede hacer una evaluación justa si usted sigue diciendo: “Está bien. Todo está bien. Sólo estoy un poco estresado”. Recuerda que el estrés puede afectarte tanto física como mentalmente.

  Depresion en la infancia

Cómo el estigma en el lugar de trabajo conduce a las bajas por enfermedad y al desempleo

La ansiedad y la depresión son las principales causas de incapacidad entre los adultos en EE.UU. Muchas personas sufren ambos trastornos; casi la mitad de los diagnosticados con depresión lo son también con ansiedad.

En el caso de las personas que sufren ansiedad grave o depresión grave, los síntomas pueden mermar considerablemente la capacidad de trabajo. Pero demostrar una solicitud de incapacidad de la seguridad social basada en la salud mental puede ser un reto. Al fin y al cabo, los síntomas son muy subjetivos; un médico no puede diagnosticar la ansiedad basándose en una radiografía o un análisis de sangre. Sin embargo, los síntomas de la ansiedad y la depresión, como la irritabilidad, la falta de motivación, la pérdida de interés, la dificultad para concentrarse o recordar, la paranoia y los trastornos del sueño, pueden ser tan debilitantes como una discapacidad física, como un nervio pinzado o una enfermedad discal.

La seguridad social define una discapacidad como “cualquier impedimento mental o médico médicamente determinable que haya impedido a un individuo realizar un trabajo sustancial durante doce meses, que se prevea que impedirá a un individuo trabajar durante doce meses continuos o que se prevea que acabará con la muerte”.

Ansiedad por la salud y malestar psicológico relacionado con la enfermedad

Todo el mundo sabe que, si se tiene gripe, hay que quedarse en casa para recuperarse y no contagiar a los compañeros y amigos. También está claro que dar a luz requiere ausentarse del trabajo. ¿Pero qué pasa con el estrés? ¿Se puede realmente tomar una “baja por estrés” en el trabajo?

  Personas con tendencia a la depresion

Sí se puede, y a veces tomar una baja por estrés es lo más adecuado. Puede que no veas tu situación estrictamente como una necesidad de una baja por “estrés”, pero sí como una experiencia de agotamiento, ansiedad o depresión. Debes solicitar una excedencia por cualquiera de estos motivos de forma similar. A continuación te explicamos cómo debes plantear la solicitud de una baja laboral por estrés.

Dirígete a tu departamento de Recursos Humanos y hazles saber que te gustaría tomar una ausencia aprobada por la FMLA para una licencia por estrés. Ellos te proporcionarán la documentación necesaria que debes llevar a tu médico. No basta con decir que está demasiado estresado para trabajar: su médico tendrá que recomendarle que se tome una baja por estrés.

Cuando hables con tu médico, es importante que seas sincero y no minimices tus síntomas. No puede hacer una evaluación justa si usted sigue diciendo: “Está bien. Todo está bien. Sólo estoy un poco estresado”. Recuerda que el estrés puede afectarte tanto física como mentalmente.

Pregunte a un experto – Seminario web sobre depresión y enfermedades crónicas

Decidir si permanecer en el trabajo después de un diagnóstico de depresión o ansiedad puede ser una decisión difícil. En muchos casos, la permanencia en el trabajo puede desempeñar un papel muy importante en la recuperación, ya que proporciona una estructura y una rutina diarias, contribuye a dar un sentido y un propósito, facilita el apoyo social y mantiene la seguridad económica. Sin embargo, al igual que ocurre con las enfermedades físicas, algunos empleados con problemas de salud mental pueden necesitar una baja laboral. En estos casos, es útil que los supervisores dejen claro que todos los empleados tienen derecho a ausentarse del trabajo cuando no son capaces de trabajar de forma productiva. Algunos empleados, sobre todo en tiempos de dificultades económicas, pueden sentirse culpables o preocupados por ausentarse por enfermedad, y pueden necesitar que se les tranquilice. Es más eficiente y rentable para su empresa que sus empleados reconozcan cuándo necesitan ausentarse del trabajo y cuándo volver.Cuando los empleados se toman una licencia por enfermedad, la organización (a través del supervisor u otro miembro del personal apropiado) debe asegurarse de que entienden su responsabilidad de mantenerla informada de las razones por las que se ausentan del trabajo y, cuando se sepa, de cuánto tiempo es probable que dure la ausencia.

  Asociacion contra la depresion
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad