Saltar al contenido

No duermo por ansiedad

mayo 15, 2022
No duermo por ansiedad

Miedo a quedarse dormido

Algunos creen que es de naturaleza evolutiva, ya que antes de que tuviéramos las comodidades de la vida moderna, éramos más vulnerables cuando dormíamos. Pero hoy en día, suele ser un miedo infundado que en realidad tiene un efecto perjudicial para nuestra salud y bienestar.

También puede sufrir ataques de pánico por la noche (ataques de pánico nocturnos), que son estallidos repentinos e intensos de ansiedad extrema. La ansiedad durante el sueño puede provocar una grave incapacidad para descansar lo suficiente, o nada, por la noche. Esto puede llevarle a desarrollar insomnio como resultado de la ansiedad.

La ansiedad para dormir puede producirse por una multitud de razones. Una persona puede temer irse a dormir porque le preocupa tener pesadillas o terrores nocturnos. O puede creer que algo malo va a ocurrir durante la noche, como un robo, un incendio o la muerte.

Una persona con un trastorno de ansiedad generalizada también puede preocuparse por el sueño o por la noche. Pueden ponerse mucho más ansiosos en ese momento, sin nada que les distraiga de sus pensamientos. Y la idea de estar despierto preocupándose por la noche puede hacer que se sienta ansioso por irse a la cama. Hay una multitud de causas de ansiedad que pueden haber desencadenado esto, incluyendo:

Cansado pero sin poder conciliar el sueño

Cuando la ansiedad hace que tu mente se dispare, puede ser difícil dejar de rumiar y relajarse al final del día. Tu mente da vueltas a la misma pista, sigue dándole vueltas a la misma conversación o se preocupa por las mismas preguntas sin respuesta. A menudo, el sueño se vuelve inalcanzable.

  El fin de la ansiedad

Por ejemplo, en el cuerpo, el estrés constante puede manifestarse como músculos tensos, problemas gastrointestinales, respiración acelerada, aumento de la frecuencia cardíaca, fatiga, rechinar o apretar los dientes, así como una plétora de otros síntomas que se ven y no se ven.

Digamos que tu cerebro está estresado y obsesionado con algo. O que las exigencias de tu vida o tu carrera te dejan constantemente preocupado. Hay una mayor probabilidad de que no esté durmiendo tan bien como podría. El resultado es la privación del sueño.

Cuando dormimos, nuestro cuerpo es capaz de sanar y procesar los eventos que suceden durante el día. Cuando estamos ansiosos, a nuestro cerebro le cuesta más desconectarse y permitir que el sueño se haga cargo, disminuyendo así la capacidad de nuestro cuerpo para curarse.

Prepararse para un buen descanso nocturno protegido del estrés y la ansiedad comienza mucho antes de llegar a la almohada. Veamos los consejos que puedes seguir durante el día y que te ayudarán a descansar más fácilmente y a dormir mejor por la noche.

Demasiado preocupado para dormir

La ansiedad para dormir es un tipo de ansiedad de rendimiento que implica un ciclo de pensamientos ansiosos antes de acostarse, muchos de los cuales implican malestar, nerviosismo y preocupación. Mientras que hay docenas de tareas para ocupar sus funciones cognitivas durante el día, su cerebro a menudo puede luchar para mantenerse ocupado por la noche, recurriendo así a cualquier emoción y pensamiento ansioso.    La ansiedad puede conducir a un ciclo interminable de estrés y mal sueño. Si a menudo experimentas ansiedad nocturna, puede ser difícil saber si tienes problemas para dormir porque estás ansioso o si te sientes ansioso porque no puedes dormir.  Según las investigaciones, el sueño y la ansiedad van de la mano. Tener ansiedad puede causar problemas de sueño y dificultar el sueño, pero la privación del sueño también puede desencadenar la ansiedad. Si no puedes dormir, es posible que tengas miedo de irte a la cama y despertarte sintiéndote aún más privado de sueño.  Los investigadores de la Universidad de Berkeley sugieren que la falta de sueño puede activar regiones del cerebro que desencadenan una preocupación excesiva, lo que provoca más ansiedad y hace que el sueño sea aún más esquivo

  Descargar gratis el fin de la ansiedad

No puedo dormir por el estrés

Si eres como yo, probablemente has leído muchos artículos sobre cómo dormir mejor y te sabes de memoria los consejos clásicos: evita la cafeína por la tarde, apaga todas las pantallas una o dos horas antes de acostarte y levántate a la misma hora cada mañana. Estas son buenas sugerencias, y estoy seguro de que funcionan para muchas personas, pero como alguien que ha luchado contra el insomnio relacionado con la ansiedad desde los 15 años, a menudo no son suficientes.A lo largo de los años, he recopilado varias estrategias no convencionales que me han ayudado en mis noches de insomnio. A continuación, seis maneras probadas de calmar mi mente acelerada.

¿Lo que más me quita el sueño por la noche? Mis propios pensamientos. A veces son pensamientos ansiosos, a veces son pensamientos negativos, y otras veces es una corriente rápida de conciencia que no puedo apagar.Cuando esto sucede, me obligo a escribir cada cosa que estoy pensando en un cuaderno físico. No en un ordenador ni en un teléfono, sino en un bolígrafo y un papel a la antigua usanza. En cuanto pongo uno solo en el papel, todos parecen salir a borbotones de mí. No te contengas, nadie tiene que ver lo que escribes, pero el resultado es como escurrir la grasa de una sartén. A menudo me maravilla cómo este sencillo ejercicio de cinco minutos me hace sentir instantáneamente adormecida, como si hubiera pasado el día ocupándome de todos mis problemas mientras corría una maratón. Me siento más ligera y, una vez en la cama, mi mente está gloriosamente tranquila.

  Cbd para la ansiedad testimonios
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad