Saltar al contenido

Quitar ansiedad sin pastillas

mayo 13, 2022
Quitar ansiedad sin pastillas

Recuperarse de la ansiedad

La recuperación es posible con un tratamiento adecuado, como la terapia de exposición, el entrenamiento de la atención y una serie de técnicas de gestión de la ansiedad que pueden ayudarte a controlar los síntomas. Puedes aprender las siguientes estrategias por ti mismo (utilizando libros o haciendo cursos, por ejemplo) o puedes consultar con un profesional capacitado. Manejo de la ansiedad Algunas de las opciones de manejo de los trastornos de ansiedad son: Aprender sobre la ansiedad El viejo adagio “el conocimiento es poder” se aplica aquí: aprender todo sobre la ansiedad es fundamental para la recuperación. Por ejemplo, la educación incluye el examen de la fisiología de la respuesta de “huir o luchar”, que es la forma que tiene el cuerpo de enfrentarse a un peligro inminente. En el caso de las personas con trastornos de ansiedad, esta respuesta se desencadena de forma inapropiada ante situaciones que generalmente son inofensivas. La educación es una forma importante de promover el control de los síntomas. Mindfulness Cuando se siente ansiedad, una persona puede pasar una cantidad significativa de tiempo atrapada en pensamientos que provocan ansiedad. La atención plena nos guía para devolver nuestra atención al momento presente y desengancharnos de los pensamientos que pueden ser inútiles.

Medicación contra la ansiedad

Vivimos en un mundo en el que la gente toma medicamentos para casi todo. Esto es especialmente habitual en el caso de quienes sufren ansiedad, ya que ésta suele manifestarse como síntomas físicos que animan a las personas a acudir a su médico o médicos, en lugar de a un terapeuta. Los médicos tienden a preferir los medicamentos como forma de aliviar la ansiedad, y no es raro que los pacientes elijan estos medicamentos debido al potencial de alivio casi instantáneo de la ansiedad.

Sin embargo, el hecho de que un medicamento esté disponible no significa necesariamente que sea el mejor método. Si aprende a manejar la ansiedad por su cuenta de manera segura, podría ser capaz de manejar con éxito sus síntomas de ansiedad sin el uso de medicamentos (naturales o químicos).

Descargo de responsabilidad: No estamos defendiendo que los lectores no utilicen medicamentos para controlar los síntomas de ansiedad; si estos métodos funcionan bien para usted y su estilo de vida, continúe haciéndolo bajo la orientación médica de su médico.

Hay una diferencia considerable entre controlar la ansiedad y curarla. Controlar la ansiedad no significa que ya no exista. Significa que ha aprendido habilidades (meditación, ejercicio, respiración deliberada, etc.) o ha utilizado medicamentos para controlar mejor sus síntomas.

Medicina natural para la ansiedad

Los trastornos de ansiedad son la enfermedad mental más común en los Estados Unidos, con un 19 por ciento de la población afectada cada año. Aunque son altamente tratables, el 63,1 por ciento de las personas que sufren un trastorno de ansiedad no reciben tratamiento.

Joy Alonzo, PharmD, MEng, especialista en la farmacoterapia de los trastornos mentales y profesora adjunta de práctica farmacéutica en la Facultad de Farmacia de Texas A&M, explica la diferencia entre los medicamentos comunes para la ansiedad. “Si entiendes los diferentes tipos de medicamentos, entonces puedes convertirte en un mejor defensor de tu tratamiento de la ansiedad. La ansiedad es una de las enfermedades mentales menos tratadas, y tenemos que hablar más de ella.”

Los trastornos de ansiedad afectan al 31,9% de las personas de entre 13 y 18 años, y las mujeres tienen el doble de probabilidades de desarrollar un trastorno de ansiedad que los hombres. Algunos ejemplos comunes de trastornos de ansiedad son el trastorno de ansiedad generalizada, el trastorno de pánico, el trastorno de ansiedad social, el trastorno de ansiedad inducido por sustancias y las fobias específicas.

Cómo afrontar los ataques de ansiedad

Si sufres de ansiedad, los constantes y persistentes sentimientos de preocupación pueden ser preocupantes y difíciles de controlar. Estos sentimientos suelen ser intensos y desproporcionados con respecto a los problemas y peligros reales de su vida cotidiana. Pueden dificultar el funcionamiento en casa, en el trabajo o en situaciones sociales.

La hipnosis se utiliza a veces junto con la terapia cognitivo-conductual para tratar la ansiedad. Puede ayudar a las personas a centrar su atención, replantearse los problemas, relajarse y responder a sugerencias útiles. La hipnosis depende principalmente de su capacidad de concentración y de la confianza que tenga en el terapeuta. Si está interesado en la hipnosis, hable primero con su psiquiatra o psicólogo. Éste puede ayudarle a encontrar un profesional cualificado.

La biorretroalimentación mide funciones corporales específicas, como los latidos del corazón o la respiración, y te devuelve esta información en forma de sonidos o luces. Esto puede ayudarte a ser consciente de las respuestas de tu cuerpo y a aprender a controlarlas mediante técnicas de relajación y cognitivas. Puedes practicar diferentes técnicas de relajación mientras estás conectado al equipo de biorretroalimentación y obtener información sensorial inmediata sobre qué técnicas producen los resultados deseados, como la disminución del ritmo cardíaco o la relajación de los músculos tensos. La esperanza es que esta información adicional ayude a las personas a encontrar -y perfeccionar- técnicas que puedan calmar el cuerpo y reducir la ansiedad.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad