Saltar al contenido

Frecuencias sonoras y sus efectos

noviembre 19, 2022
Frecuencias sonoras y sus efectos

Frecuencias de curación

La frecuencia, a veces denominada tono, es el número de veces por segundo que se repite una onda de presión sonora. Un golpe de tambor tiene una frecuencia mucho menor que un silbido, y el canto de una rana toro tiene una frecuencia menor que la de un grillo. Cuanto más baja es la frecuencia, menos oscilaciones se producen. Las frecuencias altas producen más oscilaciones. Las unidades de frecuencia se denominan hercios (Hz). Los seres humanos con una audición normal pueden oír sonidos entre 20 Hz y 20.000 Hz. Las frecuencias superiores a 20.000 Hz se conocen como ultrasonidos. Cuando su perro inclina la cabeza para escuchar sonidos aparentemente imaginarios, está sintonizando frecuencias ultrasónicas, de hasta 45.000 Hz. Los murciélagos pueden oír a las frecuencias más altas de cualquier mamífero, hasta 120.000 Hz. Utilizan las vocalizaciones ultrasónicas como sonar, lo que les permite perseguir a los pequeños insectos en la oscuridad sin chocar con los objetos.

En el otro extremo del espectro están los sonidos de muy baja frecuencia (por debajo de 20 Hz), conocidos como infrasonidos. Los elefantes utilizan los infrasonidos para comunicarse, emitiendo sonidos demasiado bajos para que los oigan los humanos. Como los sonidos de baja frecuencia viajan más lejos que los de alta frecuencia, los infrasonidos son ideales para comunicarse a larga distancia.

Beneficios de la frecuencia de 174 hz

La música no sólo afecta a nuestra psique, sino que se sabe que afecta a funciones internas como la presión sanguínea, acelera o ralentiza el ritmo cardíaco, reduce la ansiedad e incluso ayuda a la digestión, entre otras muchas cosas.

  Bonitas frases de estrellas

La música no sólo afecta a nuestra psique, sino que se sabe que afecta a funciones internas como la presión sanguínea, acelera o ralentiza el ritmo cardíaco, reduce la ansiedad e incluso ayuda a la digestión, entre otras muchas cosas.

La música sintonizada a 432 Hz es más suave y brillante, y se dice que proporciona mayor claridad y es más fácil para los oídos. La música de meditación sintonizada a 432 Hz es relajante para el cuerpo y la mente y también más armónica y agradable que la de 440 Hz, que es la frecuencia en la que está sintonizada la mayor parte de la música moderna que escuchamos. Algunos teóricos creen que los 440 Hz fueron diseñados para estimular el miedo, la enfermedad y la opresión. Esta frecuencia impuesta fue introducida como la frecuencia estándar en 1940 en los Estados Unidos.

432 Hz tiene una excelente influencia en el desarrollo espiritual de los oyentes.    Para obtener más paz interior, escucha 432 Hz porque da más claridad que 440 Hz. Los investigadores afirman que se sienten más tranquilos, felices y relajados cuando tocan y escuchan a 432 Hz.    Escuchar continuamente música basada en 440 Hz bloquea la energía, mientras que al bajar el tono sólo 8 Hz nos hace sentir más alegres y relajados.

528 hz beneficios

Muchos instrumentos tienen dificultades para entrar en esta gama de frecuencias, con la excepción de algunos instrumentos de graves, como el bajo, que tiene el tono más bajo alcanzable de 41 Hz. Es difícil escuchar la gama de subgraves a volúmenes bajos debido a las curvas de Fletcher Munson.

La gama de graves determina lo gordo o fino que es el sonido. Las notas fundamentales del ritmo se centran en esta zona. La mayoría de las señales de graves en las pistas de música moderna se sitúan en torno a la zona de 90-200 Hz. Las frecuencias en torno a los 250 Hz pueden añadir una sensación de calidez a los graves sin pérdida de definición.

  Soñe con un toro

El rango medio determina la prominencia de un instrumento en la mezcla. Potenciar alrededor de los 1000 Hz puede dar a los instrumentos una calidad similar a la de las bocinas. Un exceso de potencia en este rango puede sonar metálico y provocar fatiga en los oídos. Si se realza esta zona, hay que ser muy cauteloso, especialmente con las voces. El oído es especialmente sensible a cómo suena la voz humana y a su cobertura de frecuencias.

Los medios altos son los responsables del ataque de los instrumentos percusivos y rítmicos. Si se potencia, esta gama puede añadir presencia. Sin embargo, un refuerzo excesivo en la gama de 3 kHz puede provocar fatiga auditiva.

Música en frecuencia

ResumenEl efecto hipersónico es un fenómeno en el que los sonidos que contienen cantidades significativas de componentes de alta frecuencia (HFC) no estacionarios por encima del rango audible humano (máx. 20 kHz) activan el cerebro medio y el diencéfalo y evocan diversas respuestas fisiológicas, psicológicas y de comportamiento. Sin embargo, aún quedan cuestiones importantes por verificar, especialmente la relación existente entre la frecuencia de los HFC y la aparición del efecto hipersónico.

En este estudio, para investigar la relación entre el efecto hipersónico y las frecuencias de los HFC, dividimos un HFC (por encima de 16 kHz) de música gamelán grabada en 12 componentes de banda y los aplicamos a los sujetos junto con un componente audible (por debajo de 16 kHz) para observar los cambios en el componente de frecuencia alfa2 (10-13 Hz) de los EEG espontáneos medidos a partir de las regiones centro-parieto-occipitales (EEG Alfa-2), que ya habíamos reportado previamente como un índice del efecto hipersónico.

  Pajaros negro con pico naranja

Nuestros resultados mostraron cambios direccionales recíprocos en los EEG Alfa-2 dependiendo de la frecuencia de los HFC presentados con el componente de baja frecuencia audible (LFC). Cuando se aplicó un HFC por encima de aproximadamente 32 kHz, el EEG Alfa-2 aumentó significativamente en comparación con cuando sólo se aplicó el sonido audible (efecto hipersónico positivo), mientras que, cuando se aplicó un HFC por debajo de aproximadamente 32 kHz, el EEG Alfa-2 disminuyó (efecto hipersónico negativo). Estos resultados sugieren que la aparición del efecto hipersónico depende de las frecuencias del HFC inaudible.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad