Saltar al contenido

Autorregulacion

noviembre 19, 2022
Autorregulacion

Autorregulación emocional

La capacidad de autorregulación se ha considerado una cualidad deseable a lo largo de la historia por sus efectos positivos en el comportamiento y la adquisición de habilidades (Reid, 1993). El atractivo de la autorregulación y sus efectos positivos sobre el comportamiento y los resultados educativos han impulsado muchas investigaciones en esta área. “La autorregulación se refiere al proceso autodirectivo a través del cual los alumnos transforman sus habilidades mentales en habilidades relacionadas con la tarea” (Zimmerman, 2001). Es el método o procedimiento que utilizan los alumnos para gestionar y organizar sus pensamientos y convertirlos en habilidades utilizadas para el aprendizaje. La autorregulación es el proceso de seguimiento continuo del progreso hacia un objetivo, la comprobación de los resultados y la reorientación de los esfuerzos infructuosos (Berk, 2003). Para que los alumnos se autorregulen deben ser conscientes de su propio proceso de pensamiento y estar motivados para participar activamente en su propio proceso de aprendizaje (Zimmerman, 2001).

La autorregulación es deseable por los efectos que tiene en los resultados educativos y conductuales. El uso de técnicas de autorregulación es una forma de involucrar activamente a estudiantes que de otro modo serían pasivos en su instrucción académica. Los estudiantes necesitan ver el aprendizaje como una actividad que hacen por sí mismos de manera proactiva, en lugar de ver el aprendizaje como un evento encubierto que les sucede como resultado de la instrucción (Zimmerman, 2001). Permitir que los estudiantes asuman un papel más activo en su educación pone a los estudiantes en el asiento del conductor y al mando.

Empresas de autorregulación

Resulta tentador etiquetar el comportamiento desafiante como de oposición, desafiante, manipulador y de búsqueda de atención. Sin embargo, el comportamiento desafiante no suele estar bajo el control de los niños. Es más preciso y útil entender este comportamiento como una señal de que los niños no pueden manejar sus grandes emociones (por ejemplo, enfadados, tristes, sagrados). Cuando se sienten desbordados, sus emociones les superan. Es decir, no pueden autorregularse.

  Cuanto tiempo dura el enamoramiento

La autorregulación es la capacidad de mantener la calma, hacer frente a las grandes emociones, adaptarse y responder adecuadamente a nuestro entorno. La autorregulación es importante porque permite a los niños desenvolverse bien en la escuela, con los amigos y en casa. Ayuda a los niños a sentirse bien con lo que pueden manejar y a sentirse bien consigo mismos.

El cerebro inferior incluye el tronco cerebral y el sistema límbico. Controla las funciones básicas de nuestro cuerpo (por ejemplo, el ritmo cardíaco y la respiración) y la respuesta al estrés (por ejemplo, lucha, huida, congelación). Cuando nuestro cerebro de abajo percibe el peligro, nos mueve a actuar antes de pensar. Este instinto de supervivencia de entrar en pánico y reaccionar con la adrenalina bombeando por nuestro cuerpo puede salvarnos la vida. El problema surge cuando nuestro cerebro inferior interpreta erróneamente el estrés cotidiano como un peligro. Cuando los niños no tienen las habilidades necesarias para hacer frente a las demandas de su entorno, sus fuertes emociones pueden hacer que reaccionen sin pensar. Si es continuo, esto puede llevar a una combinación de retos sociales, emocionales, de comportamiento y académicos.

Cómo aprender a regular las emociones

Los artículos de Verywell Mind son revisados por médicos certificados y profesionales de la salud mental. Los revisores médicos confirman que el contenido es exhaustivo y preciso, y que refleja las últimas investigaciones basadas en la evidencia. El contenido se revisa antes de su publicación y en caso de actualizaciones sustanciales. Más información.

La autorregulación es la capacidad de controlar el comportamiento, las emociones y los pensamientos propios en la búsqueda de objetivos a largo plazo. Más concretamente, la autorregulación emocional se refiere a la capacidad de gestionar las emociones e impulsos perturbadores, es decir, de pensar antes de actuar.

  Que es el tapping

Conducido por la editora en jefe y terapeuta Amy Morin, LCSW, este episodio del Podcast The Verywell Mind, con el actor Skyh Black, comparte cómo abrazar los sentimientos incómodos, en lugar de reprimirlos. Haga clic abajo para escuchar ahora.

Tu capacidad de autorregulación como adulto tiene sus raíces en tu infancia. Aprender a autorregularse es una habilidad importante que los niños aprenden tanto para la madurez emocional como, más adelante, para las conexiones sociales.

En una situación ideal, un niño pequeño que hace berrinches se convierte en un niño que aprende a tolerar los sentimientos incómodos sin hacer un berrinche, y más tarde en un adulto que es capaz de controlar los impulsos de actuar basados en sentimientos incómodos.

Teoría de la autorregulación

El desarrollo de la autorregulación, como muchos elementos del desarrollo y el aprendizaje, no es algo que los niños hagan por sí mismos.    Se trata de un proceso que surge de unas relaciones armonizadas en las que el cuidador y el bebé o el niño están muy atentos el uno al otro y participan en intercambios sensibles y receptivos.

No existe una definición única de autorregulación, ya que algunos de sus aspectos se denominan de muchas maneras, como el control de los impulsos, el control del comportamiento, la competencia emocional, la autodirección y la función ejecutiva.    Aunque existen otros ámbitos, como la autorregulación biológica (por ejemplo, los bebés desarrollan su capacidad para regular la temperatura corporal y reconocer sensaciones corporales como el hambre), puede resultar más útil centrarse en los aspectos interrelacionados de la autorregulación emocional y la autorregulación cognitiva, y en cómo éstos funcionan conjuntamente para permitir a los niños gestionar sus pensamientos, sentimientos y comportamientos.

  Perfil del alcohólico

La autorregulación implica el desarrollo de la capacidad de los niños para regular sus emociones, pensamientos y comportamientos para permitirles actuar de forma positiva hacia un objetivo. El rápido desarrollo del cerebro que tiene lugar en la primera infancia allana el camino para el crecimiento de la autorregulación, que se desarrolla tanto a través de la maduración de los sistemas neuronales del cerebro como de las oportunidades de practicar.    La autorregulación se desarrolla continuamente hasta la edad adulta, y en la adolescencia se produce un mayor desarrollo de la misma. La autorregulación se considera hoy en día de vital importancia para el desarrollo de los niños pequeños, ya que predice el éxito posterior de los niños en sus relaciones con los demás y en su aprendizaje, al tiempo que favorece la salud mental y física a lo largo de toda la vida.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad