Saltar al contenido

Videos de relajacion guiada para la ansiedad

mayo 14, 2022
Videos de relajacion guiada para la ansiedad

Meditación diaria

Sabemos que los problemas de bienestar emocional son especialmente frecuentes en las personas con problemas de salud crónicos y que, a menudo, las personas pueden experimentar estrés y ansiedad. Estos ejercicios están diseñados para enseñarle técnicas sencillas de relajación que le ayuden a gestionar algunas de estas emociones de forma más eficaz. Puede practicar estos ejercicios de relajación tanto durante el ingreso hospitalario como en casa.

Durante el ingreso hospitalario, el psicólogo puede presentarle y explicarle los ejercicios de relajación o de atención plena y trabajarlos inicialmente con usted. A continuación, puede sugerirle que continúe utilizando ejercicios específicos de forma independiente.

Un ejercicio de relajación guiada que centre la mente y los sentidos en un lugar donde pueda sentirse seguro, tranquilo y calmado. Este ejercicio también utilizará la mente para ayudar a reducir el estrés o la tensión en el cuerpo, así como los sentimientos de preocupación o ansiedad.

Un ejercicio de atención plena. La atención plena significa prestar atención de una manera particular: a propósito, en el momento presente y sin juzgar. Esto suele ser útil cuando experimentamos ansiedad y pensamientos preocupantes. El objetivo de este ejercicio es experimentar una conciencia tranquila y sin juicios, centrándose en la respiración y permitiendo que los pensamientos y los sentimientos vayan y vengan sin quedar atrapados en ellos.

Meditación relajante

Los artículos de Verywell Mind son revisados por profesionales de la salud mental. Los revisores confirman que el contenido es exhaustivo y preciso, y que refleja las últimas investigaciones basadas en la evidencia. El contenido se revisa antes de su publicación y en caso de actualizaciones sustanciales. Más información.

El contenido de Verywell Mind es revisado rigurosamente por un equipo de verificadores de hechos calificados y experimentados. Los verificadores de hechos revisan los artículos para comprobar su exactitud, relevancia y actualidad. Nos basamos en las fuentes más actuales y reputadas, que se citan en el texto y se enumeran al final de cada artículo. El contenido se comprueba después de ser editado y antes de su publicación. Más información.

Seamos realistas: Encontrar la paz y la calma en el caos de la vida puede ser un verdadero reto, especialmente cuando se intenta equilibrar el trabajo, las obligaciones sociales, la familia y la vida personal. Ahí es donde la meditación guiada puede ayudar. En tan sólo 10 minutos al día, puedes desarrollar una práctica de meditación que se adapte a tu horario y te dé el espacio necesario para relajar tanto tu mente como tu cuerpo.

Meditación estrés

¿Otra idea? Empezar a meditar. Los estudios demuestran que la meditación está relacionada con niveles más bajos de ansiedad, así que ¿por qué no empezar hoy mismo? Aquí tienes 15 de nuestras meditaciones favoritas, dirigidas específicamente a domar la ansiedad, así que prepárate para empezar a sentirte mucho más tranquilo hoy mismo.  Meditación guiada para la ansiedadEsta meditación consiste en reconocer los sentimientos y sentirse en paz al mismo tiempo, una herramienta que muchos de nosotros necesitamos para aprender a sentir emociones difíciles y mantener la calma. Es una parte de relajación y una parte de terapia cognitivo-conductual, todo en un breve vídeo.

Una meditación para la conciencia corporal y la autoaceptaciónEsta meditación guiada no sólo te ayudará a relajarte y a aliviar la ansiedad, sino que también te elevará. La «historia» ayuda a construir una mejor conciencia del cuerpo, que es la forma de mejorar su capacidad de deslizarse rápidamente en la meditación y obtener el máximo provecho de ella.A continuación, familiarizarse con la forma de iniciar una práctica de meditación diaria.

Meditación guiada

Artículo anteriorMeditación para la ansiedadCualquiera que haya estado alguna vez en las garras de la ansiedad sabe lo intensa que puede ser. Según la Alianza Nacional de Enfermedades Mentales, se calcula que 40 millones de adultos en Estados Unidos padecen algún tipo de trastorno de ansiedad. En todo el mundo, 1 de cada 14 personas está afectada. Así que si nos sentimos como si fuéramos los únicos que se enfrentan a la ansiedad -y sí, así es como puede sentirse el aislamiento-, tenga la seguridad de que ninguno de nosotros está solo.Todos hemos experimentado probablemente la sensación de ansiedad, ya sea mariposas en el estómago, palmas sudorosas, palpitaciones del corazón, dolores de cabeza por tensión, malestar estomacal u opresión en el pecho – todos los acontecimientos naturales cuando la adrenalina está bombeando. Pero hay una diferencia entre la ansiedad cotidiana y la ansiedad clínica.Artículo siguienteMira El agujero en la carretera – 1 minArtículos relacionadosConsultas clave:

Gestionar la ansiedad mediante la meditaciónEntender la ansiedad es el primer paso para gestionarla. Al conocer su naturaleza errática, podemos obtener un mejor sentido de las situaciones desencadenantes y de cómo opera nuestra ansiedad, y ahí es donde entra la meditación.La ansiedad es un estado cognitivo relacionado con la incapacidad de regular las emociones. Pero las investigaciones demuestran que una práctica constante de la meditación reprograma las vías neuronales del cerebro y, por tanto, mejora nuestra capacidad para regular las emociones.A través de la meditación, nos familiarizamos con los pensamientos y argumentos que inducen a la ansiedad. Aprendemos a verlos, a sentarnos con ellos y a dejarlos ir. Al hacerlo, aprendemos dos cosas importantes: los pensamientos no nos definen y los pensamientos no son reales. Con esta nueva perspectiva, somos capaces de cambiar gradualmente nuestra relación con la ansiedad, diferenciando entre lo que es un episodio irracional y lo que es real.Otro beneficio de esta habilidad es el aprendizaje de la conciencia corporal, que nos enseña a llevar nuestra atención a cualquier sensación física sentida en el momento. Esta técnica consiste en explorar mentalmente el cuerpo, centímetro a centímetro, lo que nos hace estar más atentos a lo que se experimenta físicamente. Al explorar estas sensaciones, nos sentamos con nuestros sentidos del mismo modo que nos sentamos con nuestros pensamientos. Esta técnica puede proporcionar un lugar seguro al que se puede acceder repetidamente cada vez que la ansiedad empiece a aparecer.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad