Saltar al contenido

Lo mejor para los nervios ansiedad

mayo 14, 2022
Lo mejor para los nervios ansiedad

El mejor antidepresivo para la ansiedad

La recuperación es posible con un tratamiento adecuado, como la terapia de exposición, el entrenamiento de la atención y una serie de técnicas de gestión de la ansiedad que pueden ayudarle a controlar sus síntomas. Puede aprender las siguientes estrategias por sí mismo (utilizando libros o realizando cursos, por ejemplo) o puede consultar con un profesional capacitado. Manejo de la ansiedad Algunas de las opciones de manejo de los trastornos de ansiedad son: Aprender sobre la ansiedad El viejo adagio «el conocimiento es poder» se aplica aquí: aprender todo sobre la ansiedad es fundamental para la recuperación. Por ejemplo, la educación incluye el examen de la fisiología de la respuesta de «huir o luchar», que es la forma que tiene el cuerpo de enfrentarse a un peligro inminente. En el caso de las personas con trastornos de ansiedad, esta respuesta se desencadena de forma inapropiada ante situaciones que generalmente son inofensivas. La educación es una forma importante de promover el control de los síntomas. Mindfulness Cuando se siente ansiedad, una persona puede pasar una cantidad significativa de tiempo atrapada en pensamientos que provocan ansiedad. La atención plena nos guía para devolver nuestra atención al momento presente y desengancharnos de los pensamientos que pueden ser inútiles.

Lexapro

El trastorno de ansiedad generalizada (TAG) y el trastorno de pánico (TP) se encuentran entre los trastornos mentales más comunes en los Estados Unidos y los médicos de atención primaria los detectan con frecuencia. El rasgo distintivo del TAG es la preocupación excesiva y fuera de control, y el TP se caracteriza por ataques de pánico recurrentes e inesperados. Ambas afecciones pueden afectar negativamente a la calidad de vida del paciente y alterar importantes actividades de la vida diaria. Las tasas de diagnósticos perdidos y de diagnósticos erróneos del TAG y de la EP son elevadas, y los síntomas a menudo se atribuyen a causas físicas.Este artículo revisa el diagnóstico y el tratamiento del TAG y de la EP en adultos. El diagnóstico y la atención de los niños y adolescentes con estas afecciones requieren consideraciones especiales que están fuera del alcance de esta revisión.    Ampliar

2010;27(2):190–211.7. Spitzer RL, Williams JB, Kroenke K, et al. Pfizer Inc. Patient health questionnaire (PHQ) screeners. http://www.phqscreeners.com/overview.aspx?Screener=03_GAD-7. Consultado el 22 de julio de 2014.8. Spitzer RL,

2008;38(2):199–210.11. National Institute for Health and Care Excellence. Trastorno de ansiedad generalizada y trastorno de pánico (con o sin agorafobia) en adultos: manejo en atención primaria, secundaria y comunitaria. Enero de 2011. http://www.nice.org.uk/Guidance/CG113. Consultado el 10 de julio de 2014.12. Van Apeldoorn FJ,

Pros y contras de la medicación para la ansiedad

Las benzodiacepinas son un grupo de medicamentos que pueden ayudar a reducir la ansiedad y facilitar el sueño. También se utilizan como relajantes musculares, para inducir la sedación en intervenciones quirúrgicas y otros procedimientos médicos, y en el tratamiento de las convulsiones y la abstinencia de alcohol. Las benzodiacepinas también se denominan tranquilizantes menores, sedantes o hipnóticos. Son los fármacos psicoactivos más recetados en el mundo.

Varios tipos de ejercicio, como caminar, correr, hacer yoga o tai chi, pueden ayudar, al igual que reducir el estrés en su vida y dedicar tiempo a actividades relajantes como la meditación, la lectura de un libro o un baño caliente. Hablar con un amigo, un familiar o un terapeuta de confianza y resolver los problemas que le preocupan también puede ayudar. Siempre que sea posible, deben probarse primero estos enfoques, antes de las benzodiacepinas. Sin embargo, cuando los enfoques no farmacológicos no son posibles o no ayudan, las benzodiacepinas pueden proporcionar alivio.

Cuando se utilizan adecuadamente, las benzodiacepinas son medicamentos seguros y eficaces. Sin embargo, tienen un potencial de abuso y pueden ser adictivas. Por este motivo, normalmente sólo se recomiendan para un uso a corto plazo u ocasional.

Trastorno de ansiedad generalizada

Los trastornos de ansiedad son la enfermedad mental más común en Estados Unidos, con un 19% de la población afectada cada año. Aunque son altamente tratables, el 63,1 por ciento de las personas que sufren un trastorno de ansiedad no reciben tratamiento.

Joy Alonzo, PharmD, MEng, especialista en la farmacoterapia de los trastornos mentales y profesora adjunta de práctica farmacéutica en la Facultad de Farmacia de Texas A&M, explica la diferencia entre los medicamentos comunes para la ansiedad. «Si entiendes los diferentes tipos de medicamentos, entonces puedes convertirte en un mejor defensor de tu tratamiento de la ansiedad. La ansiedad es una de las enfermedades mentales menos tratadas, y tenemos que hablar más de ella.»

Los trastornos de ansiedad afectan al 31,9% de las personas de entre 13 y 18 años, y las mujeres tienen el doble de probabilidades de desarrollar un trastorno de ansiedad que los hombres. Algunos ejemplos comunes de trastornos de ansiedad son el trastorno de ansiedad generalizada, el trastorno de pánico, el trastorno de ansiedad social, el trastorno de ansiedad inducido por sustancias y las fobias específicas.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad