Saltar al contenido

Caso clinico de ansiedad generalizada en adultos

mayo 12, 2022
Caso clinico de ansiedad generalizada en adultos

Estudio de casos de ansiedad pdf

Si tiendes a preocuparte mucho, incluso cuando no hay motivo, es posible que padezcas un trastorno de ansiedad generalizada (TAG). El trastorno de ansiedad generalizada significa que te preocupas constantemente y no puedes controlar esa preocupación. Los profesionales sanitarios diagnostican el TAG cuando la preocupación se produce la mayoría de los días y durante al menos 6 meses.

Preocuparse puede ser algo a lo que esté tan acostumbrado que piense que es simplemente «su forma de ser». Las preocupaciones más comunes son la salud, el dinero, la familia o el trabajo. Aunque todo el mundo se preocupa por estas cosas de vez en cuando, si siempre esperas lo peor, puede ser un obstáculo para llevar una vida normal.

El trastorno de ansiedad generalizada puede desarrollarse cuando no se puede afrontar bien el estrés interno. También es hereditario, pero no se entiende por qué algunas personas lo padecen y otras no. Los investigadores han demostrado que las áreas del cerebro que controlan el miedo y la ansiedad están implicadas.

Los síntomas del trastorno de ansiedad generalizada pueden producirse como efecto secundario de un medicamento o del abuso de sustancias. También puede estar relacionado con afecciones médicas, como el hipertiroidismo, que aumentan las hormonas. Esto puede hacer que la respuesta del cuerpo sea más excitable. El TAG puede ser desencadenado por el estrés familiar o ambiental. Las enfermedades crónicas también pueden desencadenar el TAG.

Estudio de caso de un niño con trastorno de ansiedad generalizada

El trastorno de ansiedad generalizada (TAG) se caracteriza por una preocupación excesiva e incontrolable por una serie de acontecimientos. Suele ir acompañado de síntomas físicos como dolores de cabeza, tensión muscular, inquietud, palpitaciones y malestar estomacal. Los niños y adolescentes con TAG pueden preocuparse excesivamente por su rendimiento y competencia en la escuela o en los eventos deportivos, por la seguridad personal y la de los miembros de la familia, o por los desastres naturales y los acontecimientos futuros.

La diferencia entre los sentimientos normales de ansiedad y la presencia del trastorno de ansiedad generalizada es que los niños con TAG se preocupan con más frecuencia e intensidad que otros niños en las mismas circunstancias. Los niños con TAG tienden a preocuparse por las mismas cosas que sus compañeros no ansiosos, pero lo hacen en exceso. Estas preocupaciones y los síntomas asociados a ellas provocan un malestar significativo y perjudican el funcionamiento diario. Los niños con TAG suelen ser excesivamente autocríticos y evitan las actividades en las que creen que no pueden desempeñarse perfectamente. También tienden a buscar la tranquilidad de sus cuidadores, profesores y otras personas sobre su rendimiento, aunque esta tranquilidad sólo les proporciona un alivio fugaz de sus preocupaciones.

Ejemplos de estudios de casos de trastornos de ansiedad

El trastorno de ansiedad generalizada (TAG) y el trastorno de pánico (TP) se encuentran entre los trastornos mentales más comunes en los Estados Unidos y los médicos de atención primaria los detectan con frecuencia. El sello distintivo del TAG es la preocupación excesiva y fuera de control, y el TP se caracteriza por ataques de pánico recurrentes e inesperados. Ambas afecciones pueden afectar negativamente a la calidad de vida del paciente y alterar importantes actividades de la vida diaria. Las tasas de diagnósticos perdidos y de diagnósticos erróneos del TAG y de la EP son elevadas, y los síntomas a menudo se atribuyen a causas físicas.Este artículo revisa el diagnóstico y el tratamiento del TAG y de la EP en adultos. El diagnóstico y la atención de los niños y adolescentes con estas afecciones requieren consideraciones especiales que están fuera del alcance de esta revisión.    Ampliar

2010;27(2):190–211.7. Spitzer RL, Williams JB, Kroenke K, et al. Pfizer Inc. Patient health questionnaire (PHQ) screeners. http://www.phqscreeners.com/overview.aspx?Screener=03_GAD-7. Consultado el 22 de julio de 2014.8. Spitzer RL,

2008;38(2):199–210.11. National Institute for Health and Care Excellence. Trastorno de ansiedad generalizada y trastorno de pánico (con o sin agorafobia) en adultos: manejo en atención primaria, secundaria y comunitaria. Enero de 2011. http://www.nice.org.uk/Guidance/CG113. Consultado el 10 de julio de 2014.12. Van Apeldoorn FJ,

Trastorno de ansiedad generalizada estudio de caso pdf

La ansiedad ocasional es una parte normal de la vida. Muchas personas se preocupan por cosas como la salud, el dinero o los problemas familiares. Pero los trastornos de ansiedad implican algo más que una preocupación o un miedo temporales. Para las personas que padecen un trastorno de ansiedad, la ansiedad no desaparece y puede empeorar con el tiempo. Los síntomas pueden interferir en las actividades diarias, como el rendimiento laboral, las tareas escolares y las relaciones.

El trastorno de ansiedad generalizada (TAG) suele implicar una sensación persistente de ansiedad o temor, que puede interferir en la vida diaria. No es lo mismo que preocuparse ocasionalmente por cosas o experimentar ansiedad debido a acontecimientos vitales estresantes. Las personas que padecen un trastorno de ansiedad generalizada experimentan una ansiedad frecuente durante meses, si no años.

Las personas con trastorno de pánico tienen ataques de pánico frecuentes e inesperados. Los ataques de pánico son periodos repentinos de miedo intenso, malestar o sensación de pérdida de control, incluso cuando no hay un peligro o desencadenante claro. No todas las personas que experimentan un ataque de pánico desarrollan un trastorno de pánico.

Las personas con trastorno de pánico a menudo se preocupan por el momento en que se producirá el próximo ataque e intentan activamente prevenir futuros ataques evitando lugares, situaciones o comportamientos que asocian con los ataques de pánico. Los ataques de pánico pueden ocurrir tan frecuentemente como varias veces al día o tan raramente como unas pocas veces al año.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad