Saltar al contenido

Foro mioclonias

junio 23, 2022
Foro mioclonias

Svenaeus: ¿Qué es lo normal? El enfoque psiquiátrico de los dominios del mundo

INTRODUCCIÓN. Los trastornos paroxísticos transitorios del movimiento en la infancia engloban un grupo de trastornos que aparecen durante el periodo neonatal y en los primeros años de vida, y que desaparecen espontáneamente sin dejar secuelas. Este artículo pretende revisar los principales trastornos paroxísticos benignos transitorios del movimiento en la infancia, centrándose en su reconocimiento y aproximación diagnóstica. DESARROLLO. En general, se incluyen entidades como: temblor, mioclonía neonatal benigna del sueño, estremecimiento, mioclonía benigna de la primera infancia, distonía idiopática transitoria en la infancia, espasmo nutans, upgaze tónico paroxístico de la infancia y tortícolis paroxístico benigno. CONCLUSIÓN. Los trastornos del movimiento paroxísticos benignos transitorios son episodios paroxísticos no epilépticos, y su diagnóstico es eminentemente clínico. El correcto reconocimiento de estas entidades es crucial para evitar ansiedad, exámenes complementarios y tratamientos innecesarios.

Los trastornos paroxísticos transitorios benignos del movimiento (TBPMD) en la infancia engloban un grupo de entidades que aparecen en el periodo neonatal, y en el primer año de vida, y que desaparecen espontáneamente sin dejar secuelas. Este grupo incluye entidades como: temblores, mioclonía neonatal benigna del sueño, temblores, mioclonía benigna de la primera infancia, distonía idiopática transitoria de la infancia, espasmo nutans, mirada tónica paroxística de la infancia y tortícolis paroxística benigna [1,2]. Los TBPMD se definen por episodios paroxísticos no epilépticos y por los siguientes principios: a) ausencia de cambios en la conciencia durante los episodios; b) examen neurológico normal entre los episodios; c) desarrollo psicomotor normal; d) remisión espontánea; y e) pruebas auxiliares de diagnóstico normales [1,3].

Epilepsia: La enfermedad sagrada

Acabo de unirme a TP después de haber buscado anoche en Internet sobre las mioclonías / sacudidas musculares en los enfermos de Alzheimer. He visto algunas de las charlas que los miembros tuvieron sobre esto en abril de este año y no podía esperar a registrarme y hacer algunas preguntas.

Me preguntaba si alguien más estaba experimentando estas sacudidas musculares. El especialista de mamá dice que son parte del Alzheimer, pero que no le causan ningún daño, a menos que se caiga y se haga daño, por supuesto. La propia mamá no sabe lo que está pasando, bendita sea. Sólo se ve muy confundida en ese momento.

Sin embargo, creo que siempre ha sufrido de esto, antes de la demencia, así que no estoy convencida de que sea sólo por la demencia. En particular, ahora me doy cuenta de que, cuando está sentado mirando la televisión, se sacude de repente.

Yo también me he dado cuenta de que mi padre ha empezado a «sacudirse», y se lo he comentado al director del CH. No estoy segura de si se está quedando dormido (¿conoces esa sensación cuando te quedas dormido?), que es lo que el director cree que es, o si está desarrollando sacudidas mioclónicas. Desde luego, no parecen tan alarmantes como las de tu madre.

TDT Talks | Estudios del sueño – Jimmy Dooley, PhD y Mark

El tinnitus palatino mioclónico (PMT) es una enfermedad rara causada por movimientos rítmicos voluntarios o involuntarios del paladar blando, principalmente de los músculos tensor veli palatini y levator veli palatine. Los pacientes suelen presentar un ruido de «clic» en el oído. La endoscopia oral o nasal que muestra la contracción rítmica de los músculos del paladar es una pista diagnóstica principal de la TPM. El tratamiento incluye la tranquilización, la terapia conductual y el uso de medicamentos sistémicos orales con anticolinérgicos y ansiolíticos. La inyección de toxina botulínica en los músculos del paladar se utiliza en los casos intratables. El autor principal informa de su experiencia de 15 años en el tratamiento de esta rara enfermedad. En su serie de 54 pacientes diagnosticados de TPM, utilizó escalas visuales analógicas (EVA) de molestia del acúfeno, conciencia, intensidad y efecto en la vida, el Inventario de Minusvalía del Acúfeno (THI), el Instrumento Psicosocial de Encuentro Breve (BEPSI) y las puntuaciones del Inventario de Depresión de Beck (BDI) para la evaluación y valoración en cada punto de seguimiento. El autor informa de la resolución completa en el 25% de los pacientes a la terapia tranquilizadora y conductual, el 44% a los medicamentos sistémicos y el tercio restante de los pacientes a las inyecciones de toxina botulínica. Se trata de un artículo útil, ya que describe un enfoque sistemático para el tratamiento de esta enfermedad poco frecuente. Se trata de la serie más larga publicada en la literatura. Habría sido útil que el autor principal hubiera incluido los resultados a largo plazo de estos pacientes.

Un paciente con distonía cervical severa

Nunca había tenido sacudidas mioclónicas, hasta que fui al hospital para un VEEG. Me quitaron todos los DEA que tenía en ese momento y, unos días después, empecé a tener mioclonías en el lado izquierdo. Desde que empecé a tomar Keppra, sólo los he tenido ocasionalmente. Esta mañana, al despertarme, he tenido unas sacudidas muy fuertes en el brazo derecho. Sentía el brazo totalmente descontrolado. Duraron unos minutos y luego desaparecieron. He tenido un par de convulsiones parciales complejas en los últimos dos días.

Nunca había tenido sacudidas mioclónicas, hasta que fui al hospital para un VEEG. Me quitaron todos los DEA que tenía en ese momento y, unos días después, empecé a tener mioclonías en el lado izquierdo. Desde que empecé a tomar Keppra, sólo los he tenido ocasionalmente. Esta mañana, al despertarme, he tenido unas sacudidas muy fuertes en el brazo derecho. Sentía el brazo totalmente descontrolado. Duraron unos minutos y luego desaparecieron. He tenido un par de convulsiones parciales complejas en los últimos dos días.

Nunca había tenido sacudidas mioclónicas, hasta que fui al hospital para un VEEG. Me quitaron todos los DEA que tenía en ese momento y, unos días después, empecé a tener mioclonías en el lado izquierdo. Desde que empecé a tomar Keppra, sólo los he tenido ocasionalmente. Esta mañana, al despertarme, he tenido unas sacudidas muy fuertes en el brazo derecho. Sentía el brazo totalmente descontrolado. Duraron unos minutos y luego desaparecieron. He tenido un par de convulsiones parciales complejas en los últimos dos días.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad