Saltar al contenido

Como lidiar con alguien con ansiedad

mayo 13, 2022
Como lidiar con alguien con ansiedad

Ansioso

Cuando me mudé a la casa de mi (ahora) esposa en 2001, ella no quiso incluir mi nombre en el saludo del contestador automático. Debido a nuestra gran diferencia de edad y a la relación entre personas del mismo sexo, estaba justificadamente preocupada por la reacción de sus padres cuando me mudé a su casa, así que se lo ocultó durante varios meses. Aunque sentía mucha compasión por ella y su situación, también me frustraba que su ansiedad me afectara a mí, y no me gustaba actuar como si tuviéramos algo de lo que avergonzarnos.

Escenarios como éste son comunes cuando alguien en tu vida está luchando contra la ansiedad. Es posible que tu ser querido se sienta tan temeroso que evite actuar, o que actúe de forma desconsiderada o que aumente tu propia ansiedad. Esto puede ser como un novio que aplaza constantemente las tareas o discusiones importantes, un amigo que se queja de estar solo pero se niega a tener una cita, o un jefe que siempre se centra en lo que podría salir mal, haciendo que todos se sientan miserables. Es difícil presenciar la ansiedad de alguien que conoces, y es aún más difícil cuando su ansiedad desencadena la tuya.

Cómo afrontar la ansiedad en la escuela

Es posible que algunas personas no sepan si la persona a la que apoyan ha sido diagnosticada clínicamente con una condición de salud mental. Otras habrán reconocido que algo no va bien y estarán dando los primeros pasos para obtener una opinión médica. Hay personas que pueden haber estado apoyando a un amigo o a un ser querido durante algún tiempo y trabajando para su recuperación.

Algunas personas de apoyo también se ocupan de alguien que tiene un problema de salud mental y un problema de salud física coexistente, una discapacidad o una enfermedad crónica (por ejemplo, una afección cardíaca, la enfermedad de Parkinson o un diagnóstico de cáncer).

Los cuidadores prestan un apoyo continuo que puede ser de tipo social, emocional, físico o económico. A veces, esto puede entrar en conflicto con su propio empleo, sus relaciones, su vida social y su salud física y/o mental.

Durante muchos años, las enfermedades mentales, como la ansiedad y la depresión, no se discutían abiertamente en la comunidad debido al estigma asociado a la enfermedad. Si alguien se rompe un brazo, el proceso es sencillo: obtener una radiografía, recibir tratamiento y comenzar la recuperación. A diferencia de las lesiones físicas, como la rotura de un hueso, los síntomas de la ansiedad pueden ocultarse deliberadamente o sin querer.

Recuperarse de la ansiedad

Lo primero que quiero que sepas es esto: Me duele el corazón por ti. Estás viendo cómo una persona a la que quieres se hace un agujero en su propia alma. Está dando vueltas y tiene miedo, aplastada por el peso de la ansiedad.

Duele ver a alguien que amas sufriendo – lo sé porque he estado allí. Quiero compartir algunas formas prácticas en las que puedes ayudar a alguien con ansiedad, ya sea tu cónyuge, amigo, padre, hermano o hijo. No puedes controlar los pensamientos que tienen y las decisiones que toman, pero sí puedes controlar tus elecciones sobre cómo los apoyas, honras y amas durante esta dura temporada.

Un rápido descargo de responsabilidad: Este artículo es para personas que tienen seres queridos adultos que luchan contra la ansiedad. Si tienes un niño pequeño con ansiedad, consulta este artículo para ver algunas formas adicionales de ayudar a los niños según su edad.

Algunas personas experimentan un zumbido de bajo nivel de ansiedad que se cierne sobre ellas como una nube de tormenta, y otras tienen temporadas o días más episódicos que golpean como un rayo, aparentemente de la nada. Si te sientes confundido, desanimado o incluso molesto por el comportamiento de tu ser querido, debes frenar, no decir nada (sobre todo al principio) y prestar atención. Identificar los signos y síntomas de la ansiedad es el primer paso para ayudar a la persona que amas.

Trastorno de ansiedad

La recuperación es posible con un tratamiento adecuado, como la terapia de exposición, el entrenamiento de la atención y una serie de técnicas de gestión de la ansiedad que pueden ayudarle a controlar los síntomas. Puedes aprender las siguientes estrategias por ti mismo (utilizando libros o haciendo cursos, por ejemplo) o puedes consultar con un profesional capacitado. Manejo de la ansiedad Algunas de las opciones de manejo de los trastornos de ansiedad son: Aprender sobre la ansiedad El viejo adagio “el conocimiento es poder” se aplica aquí: aprender todo sobre la ansiedad es fundamental para la recuperación. Por ejemplo, la educación incluye el examen de la fisiología de la respuesta de “huir o luchar”, que es la forma que tiene el cuerpo de enfrentarse a un peligro inminente. En el caso de las personas con trastornos de ansiedad, esta respuesta se desencadena de forma inadecuada ante situaciones que generalmente son inofensivas. La educación es una forma importante de promover el control de los síntomas. Mindfulness Cuando se siente ansiedad, una persona puede pasar una cantidad significativa de tiempo atrapada en pensamientos que provocan ansiedad. La atención plena nos guía para devolver nuestra atención al momento presente y desengancharnos de los pensamientos que pueden ser inútiles.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad