Saltar al contenido

Como se producen los ataques de ansiedad

mayo 13, 2022
Como se producen los ataques de ansiedad

Llanto por ataque de ansiedad

Los ataques de pánico pueden ser muy aterradores e intensos, pero no son peligrosos. Un ataque no te causará ningún daño físico y es poco probable que te ingresen en el hospital si has tenido un ataque de pánico.

El trastorno de pánico es tratable, pero para recuperarse por completo es importante que busques ayuda médica lo antes posible. El tratamiento del trastorno de pánico es mucho más eficaz si se administra en una fase temprana.

Si no se trata, el trastorno de pánico puede convertirse en una enfermedad muy debilitante y aislante. También puede aumentar el riesgo de desarrollar otras enfermedades mentales, como la agorafobia u otras fobias.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que síntomas como la aceleración de los latidos del corazón y la falta de aliento no provocan un ataque al corazón. Aunque los ataques de pánico suelen ser aterradores, no causan ningún daño físico. Las personas que han padecido un trastorno de pánico durante algún tiempo suelen aprender a reconocer esta “sensación de ataque al corazón” y son más conscientes de cómo controlar sus síntomas.

Desencadenantes de la ansiedad

La ansiedad es un trastorno que se define como una preocupación excesiva y persistente por un acontecimiento inminente, como la muerte o la enfermedad, o incluso por acontecimientos menores, como llegar tarde a una cita u otros resultados inciertos. Los síntomas incluyen fatiga, hipervigilancia, inquietud e irritabilidad, y suelen ser crónicos.

Los ataques de pánico, por su parte, son breves estallidos de miedo intenso que suelen ir acompañados de un aumento de la frecuencia cardíaca, un breve dolor en el pecho o falta de aliento. Suelen durar menos de 30 minutos y pueden producirse una o varias veces, a veces sin motivo. Estos episodios pueden llevar a los pacientes a urgencias, ya que a veces se confunden con un ataque al corazón.

Warren: La ansiedad es básicamente lo que experimentamos cuando nos preocupamos por algún acontecimiento futuro, anticipando un mal resultado que podría ocurrir. Suele ir acompañada de tensión muscular y una sensación general de malestar. Y suele aparecer gradualmente.

Un ataque de pánico es diferente. Se asocia con un inicio muy abrupto de miedo intenso debido a una sensación de amenaza que se produce en ese momento, la respuesta de lucha o huida que tenemos programada para hacer frente a un peligro inmediato. Se activa esa alarma.

Cómo se siente un ataque de pánico

ResumenExperimentar ansiedad ocasionalmente es una parte normal de la vida. Sin embargo, las personas con trastornos de ansiedad suelen tener una preocupación y un miedo intensos, excesivos y persistentes ante situaciones cotidianas. A menudo, los trastornos de ansiedad implican episodios repetidos de sentimientos repentinos de ansiedad y miedo o terror intensos que alcanzan un pico en cuestión de minutos (ataques de pánico).

Estos sentimientos de ansiedad y pánico interfieren en las actividades cotidianas, son difíciles de controlar, no guardan proporción con el peligro real y pueden durar mucho tiempo. Es posible que se eviten lugares o situaciones para evitar estas sensaciones. Los síntomas pueden comenzar durante la infancia o la adolescencia y continuar en la edad adulta.

Algunos ejemplos de trastornos de ansiedad son el trastorno de ansiedad generalizada, el trastorno de ansiedad social (fobia social), las fobias específicas y el trastorno de ansiedad por separación. Se puede tener más de un trastorno de ansiedad. A veces, la ansiedad es el resultado de una afección médica que necesita tratamiento.

Es posible que tus preocupaciones no desaparezcan por sí solas y que empeoren con el tiempo si no buscas ayuda. Consulte a su médico o a un profesional de la salud mental antes de que su ansiedad empeore. Es más fácil de tratar si buscas ayuda a tiempo.

Ataque de ansiedad qué hacer

¿Tienes a veces ataques repentinos de ansiedad y miedo abrumador que duran varios minutos? Tal vez su corazón late con fuerza, suda y siente que no puede respirar o pensar con claridad. ¿Estos ataques se producen en momentos imprevisibles sin un desencadenante aparente, lo que hace que se preocupe por la posibilidad de tener otro en cualquier momento?

Un trastorno de pánico no tratado puede afectar a su calidad de vida y provocar dificultades en el trabajo o los estudios. La buena noticia es que el trastorno de pánico es tratable. Obtenga más información sobre los síntomas del trastorno de pánico y cómo encontrar ayuda.

Las personas con trastorno de pánico tienen ataques de pánico frecuentes e inesperados. Estos ataques se caracterizan por una oleada repentina de miedo o malestar o una sensación de pérdida de control, incluso cuando no hay un peligro o un desencadenante claro. No todas las personas que experimentan un ataque de pánico desarrollan un trastorno de pánico.

Los ataques de pánico suelen incluir síntomas físicos que pueden parecerse a los de un ataque al corazón, como temblores, hormigueos o aceleración del ritmo cardíaco. Los ataques de pánico pueden ocurrir en cualquier momento. Muchas personas con trastorno de pánico se preocupan por la posibilidad de tener otro ataque y pueden cambiar significativamente su vida para evitar tener otro ataque. Los ataques de pánico pueden ocurrir tan frecuentemente como varias veces al día o tan raramente como unas pocas veces al año.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad